LUNES, 27 DE FEBRERO DE 2017
Migraciones masivas y libertad económica

¿Usted está de acuerdo en que se eliminen las comisiones bancarias?
No
No sé



“El gran triunfo del liberalismo es lo que ha logrado en relación a la limitación del poder.”
Guillermo Cabieses

Santos Mercado







“Con políticas liberales y economía de mercado los migrantes pueden salir adelante sin necesidad de gasto público ni políticas populistas.”


El movimiento de las personas de un lugar a otro no es cosa nueva. Gracias a que las migraciones han descubierto nuevas tierras, ha avanzado la ciencia, se han enriquecido las culturas y la humanidad ha avanzado a mejores estadios. A veces las migraciones son obligadas, sea por escasez de alimentos, por conflictos internos, por desastres o pueden responder al deseo de aventura o búsqueda de fortuna.

De México ha salido mucha gente, principalmente hacia los Estados Unidos, debido a que en sus lugares de origen sienten que no hay oportunidades para mejorar su situación. Dejan esposas, padres e hijos y se arriesgan a cruzar la frontera. A veces tienen que caminar mucho por el desierto, con sed, hambre y cuidando que no los detecte la policía de migración pues los regresan a México. Si logran llegar al lugar deseado, se encuentran con familiares que les ayudan a colocarse en algún trabajo en el campo o en la ciudad y allí se quedan con la esperanza de ahorrar y mandar dinero a sus familias. No pueden regresar frecuentemente a México y a veces pasan cinco, diez o 20 años sin ver a sus hijos y esposa. Muchos de estos migrantes se integran a la sociedad norteamericana y logran hacerse ciudadanos de ese país. Aprenden el idioma, fundan negocios, se casan y tienen hijos que por nacer en esas tierras se consideran norteamericanos. Otros no pretenden lograr la ciudadanía, no aprenden el idioma y solo quieren trabajar, juntar dinero y regresar a México.

Recientemente, por pobreza o por conflictos de guerra ha habido migraciones masivas. De un mismo país han salido miles o quizás millones de personas perdiendo todo lo que tenían. Huyen de sus tierras natales que sufren destrucción, no quieren vivir bajo la tiranía de algún líder.

A México han llegado grandes grupos de africanos y haitianos debido a las guerras entre tribus. Hablan dialectos, no tienen preparación académica, no saben oficios, no hablan español ni inglés. Familias completas han sido desplazadas y ya no quieren saber nada de sus tierras de origen.

Es posible que algunos quieran pasar las fronteras y llegar a los Estados Unidos pues sienten que encontrarán mejor futuro que en México. Pero esa alternativa es cada vez más difícil pues, aunque es un país fundado por migrantes, ya va cerrando las puertas.

¿Qué puede hacer la sociedad mexicana ante estos migrantes? ¿Qué política gubernamental aplicar?

Armado con teoría austriaca se puede construir una colonia de libertad. En primer lugar se buscaría hacerlos propietarios de los terrenos donde vivirán. Se les otorga mediante un crédito a 20 años. Se hace el trazado de calles, se delimitan los espacios, se reservan lugares para jardines, escuelas preescolares, primarias, secundarias y escuelas de negocios; también para iglesias, mercados, cines, auditorios, deportivos, etc. Este proyecto implicaría la creación de una empresa privada de gobierno “A” que adquiere por donación o por venta a largo plazo de un terreno suficientemente amplio, digamos de 100 Km2. Cada terreno para hogar puede ser de 400 mts2. La empresa tendría que usar recursos monetarios a fin de contratar a los migrantes para todas las actividades: trazado de las avenidas, medición de los terrenos, censos, etc. Una de las actividades prioritarias incluye una escuela para la enseñanza del español e inglés con profesores que seguramente hay entre ellos. Los trabajadores africanos, haitianos u otros, empezarían a recibir un sueldo y con eso comprarían en un centro comercial de algún africano que sabe algo de ventas y que se encarga de surtirse en alguna ciudad cercana. Se impulsaría la cultura liberal de respeto a la propiedad privada, de que todos sean productivos, aprendan oficios, se hagan empresarios y que construyan una nueva vida que signifique un mejor futuro para todos los residentes en esa comunidad y de los externos.

Esta empresa privada “A” puede conseguir un préstamo suficientemente amplio para empezar operaciones y a financiar los pequeños negocios de los nuevos residentes. La virtud de este proyecto es que no lesiona a terceros pues no gasta del erario, no se pide subsidios al gobierno, sólo se solicita un apoyo financiero, que puede ser de una empresa o banco privado y a regresar conforme se desarrolle la economía.

Lo que se pretende demostrar es que con políticas liberales y economía de mercado esos migrantes pueden salir adelante sin necesidad de gasto público ni políticas populistas.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus