Pesos y contrapesos
Mar 6, 2017
Arturo Damm

El efecto Ross, ¿en beneficio de quién?

Desde la perspectiva mercantilista y proteccionista de Trump, ¿a quién beneficia la apreciación del peso frente al dólar o depreciación del dólar frente al peso?

El viernes pasado Wilbur Ross, secretario de comercio de los Estados Unidos, afirmó lo siguiente: “Pienso que el peso ha caído tanto principalmente por el miedo sobre lo que ocurrirá con el TLC”, y agregó: “Creo que, si nosotros y los mexicanos logramos un muy sensato acuerdo de comercio, el peso mexicano se recuperará bastante”. Bastaron estas palabras para que el peso recuperara terreno frente al dólar.

El jueves el dólar interbancario en ventanilla se compró en 19.50 pesos y se vendió en 20.30. El viernes se compró en 19.00 y se vendió en 19.80 pesos, lo cual dio como resultado una apreciación del peso frente al dólar del 2.6 por ciento (a la compra) y del 2.5 por ciento (a la venta), tipos de cambio que resultaron los menores en lo que va del año.

Terminamos 2016 con un tipo de cambio en 20.25 pesos a la compra y 21.00 a la venta. El 19 de enero alcanzó, no solo su nivel más elevado del año, sino su máximo histórico, en 21.45 pesos a la compra y 22.25 pesos a la venta, lo cual dio como resultado, en lo transcurrido del 2017, una depreciación del 5.9 por ciento a la compra y del 6.0 a la venta. De entonces al pasado viernes el peso se apreció 11.4 por ciento a la compra y 11.0 a la venta.

Desde la perspectiva mercantilista (es mejor exportar que importar y conviene que la balanza comercial sea superavitaria) y proteccionista (hay que proteger a los productores nacionales de la competencia de las importaciones con el fin de preservar los empleos de los nacionales) de Trump, ¿a quién beneficia la apreciación del peso frente al dólar o depreciación del dólar frente al peso? A los Estados Unidos: se abaratan las exportaciones estadounidenses en términos de pesos y se encarecen las importaciones mexicanas en términos de dólares, aumentando las primeras y reduciéndose las segundas, precisamente lo que quiere Trump, siempre desde la perspectiva mercantilista y proteccionista, enfoque equivocado.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
Termina la era “TLCAN” y comienza la era “T-MEC”. ¿Considera que será suficiente para remolcar a la economía mexicana y hacerla crecer a pesar de que los motores internos están apagados (consumo, inversión, inversión gubernamental)?
Artículos recientes...