MARTES, 28 DE MARZO DE 2017
Apreciación, ¿buena o mala?

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (II)

Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (I)

Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Una pregunta que no tiene sentido, y no lo tiene porque para efectos del comportamiento del tipo de cambio, y de cualquier otro precio, la economía mexicana no existe.”


En lo que va del año el tipo de cambio peso – dólar (tipo de cambio Fix) ha pasado de los 20.62 pesos a los 18.87, lo cual ha dado como resultado una apreciación de nuestra moneda frente a la estadounidense de 1.75 pesos, equivalente al 8.5 por ciento. Esta apreciación, ¿es buena o mala para la economía mexicana?

Siempre que me hacen esta pregunta respondo que la misma no tiene sentido, y no lo tiene porque para efectos del comportamiento del tipo de cambio, y de cualquier otro precio, la economía mexicana no existe. Lo que existe, por un lado, son los demandantes y compradores, y, por el otro, los oferentes y vendedores, en este casos de dólares, y lo que de tal división se deriva: exportadores, que en el mercado cambiario mexicano son oferentes de dólares, mismos que reciben a cambio de lo que exportan, e importadores, que en el mercado de cambios mexicano son demandantes de dólares, mismos que necesitan para pagar lo que importan.

A los exportadores la apreciación los perjudica, ya que por cada dólar que exportan reciben menos pesos: 20.62 pesos a principio de año 18.87 ayer. A los importadores la apreciación los beneficia, ya que por cada dólar que importan pagan menos pesos: 18.87 pesos ayer 20.62 a principio de año.

Sin embargo, dado que el problema económico de fondo es la escasez, siempre es mejor que los precios, de cualquier bien o servicio, sean los más bajos posibles, porque así, ceteris paribus, los consumidores pueden comprar una mayor cantidad de satisfactores, disminuir su escasez y elevar su bienestar. Esto aplica también para los satisfactores importados, cuyo precio será menor en la medida en la que el precio del dólar también lo sea, para lo cual se requiere, uno, que nuestra moneda se aprecie frente a la estadounidense y, dos, que esa apreciación sea el resultado, no a alguna manipulación de parte de las autoridades, sino de la relación oferta – demanda de dólares en el mercado cambiario.

• Tipo de cambio

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus