LUNES, 24 DE ABRIL DE 2017
Desempleo, a la baja

¿A usted le parece buena idea desperdigar el gobierno?
No
No sé



“El libertarismo, entonces, no es una filosofía de vida. No tiene la pretensión de indicar cómo la humanidad puede vivir mejor. No traza fronteras entre lo oportuno y lo inoportuno.”
Walter Block

Arturo Damm







“La tendencia es clara: hacia un menor desempleo, como igualmente claro es el principal reto en el mundo laboral: incrementar las remuneraciones del trabajo.”


En marzo de 2015 el desempleo en el país fue 4.3 por ciento de la población económicamente activa (PEA) (4.2 hombres, 4.5 mujeres), integrada por todos los mexicanos, hombres y mujeres, mayores de 15 años, que buscan trabajo: si lo encuentran pasan a ser población ocupada, si no lo encuentran, y siguen buscando, son población desocupada. En marzo de 2016 el desempleo fue 4.1 por ciento de la PEA (4.1 hombres, 4.0 mujeres). En marzo pasado fue 3.5 por ciento de la PEA (3.3 hombres y 3.9 mujeres). En términos anuales en marzo de 2016 el desempleo se redujo 4.7 por ciento (2.4 hombres, 11.1 mujeres), y en marzo de 2017 14.6 por ciento (19.5 hombres, 2.5 mujeres). Todo ello a nivel nacional, considerando áreas urbanas y rurales.

Para las áreas urbanas (32 ciudades), estos fueron los resultados para marzo. 2015: 5.0 por ciento (5.0 hombres, 5.2 mujeres). 2016: 4.7 por ciento (4.8 hombres, 4.7 mujeres). 2017: 4.0 por ciento (4.0 hombres, 4.2 mujeres). En términos anuales marzo de 2016 el desempleo se redujo 6.0 por ciento (4.0 hombres, 9.6 mujeres), y en marzo 2017 14.9 por ciento (16.7 hombres, 11.1 mujeres).

Para las áreas rurales estos fueron los resultados. Marzo 2015: 3.6 por ciento (3.4 hombres, 3.8 mujeres). Marzo 2016: 3.7 por ciento (3.4 hombres, 3.3 mujeres). Marzo pasado: 3.0 por ciento (2.6 hombres, 3.6 mujeres). En términos anuales en marzo de 2016 el desempleo en las áreas rurales aumentó 2.8 por ciento (sin cambio hombres, disminución 13.2 por ciento mujeres), y en marzo 2017 se redujo 18.9 por ciento (23.5 por ciento hombres, aumento 9.1 por ciento mujeres).

La tendencia es clara: hacia un menor desempleo, como igualmente claro es el principal reto en el mundo laboral: incrementar las remuneraciones del trabajo que, sobre todo a nivel salarial, dejan que desear, resultando, dado el actual nivel de precios y la tendencia alcista de la inflación, insuficientes para que el asalariado pueda satisfacer por sí mismo, sin asistencia gubernamental, sus necesidades básicas.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus