VIERNES, 25 DE AGOSTO DE 2017
Trump sin Bannon

¿Cómo percibe usted el inicio del actual sexenio?
Claro y esperanzador
Oscuro y amenazador



“El gran triunfo del liberalismo es lo que ha logrado en relación a la limitación del poder.”
Guillermo Cabieses

Manuel Suárez Mier







“¿Qué rumbo tomará la Casa Blanca ahora que el Presidente se ha quedado sin el brillante, aunque perverso, cerebro de su estratega?”


En el continuo caos en el que opera la Casa Blanca de Donald Trump, la salida de su principal estratega Steve Bannon es más importante que la de otros para definir el curso futuro de su gestión. Hay quien piensa que Bannon es idéntico a Trump, salvo que aquél tiene cerebro y éste es aún más grotesco y desagradable.

Si bien Bannon se define a sí mismo como un nacionalista que promueve cerrar fronteras y un movimiento populista que pretendía convertir al Partido Republicano en la casa de las clases medias y los trabajadores blancos, y de paso expulsar a las élites que lo dominan, Trump pensaba igual antes de conocerlo.

La diferencia es que el ex-asesor iba en camino de diseñar una estrategia para revertir lo que él ve como el destino fatal de EU de perder su liderazgo global, emprendiendo una “guerra económica con China que para mí (Bannon) representa todo y en la que tenemos que concentrarnos maniáticamente.”

Bannon tuvo razón en contradecir a su jefe y avalar lo que escribió del conflicto con Corea de Norte quien lo entrevistó para American Prospect, “En Kim Jung-un, Trump ha encontrado a su igual. El riesgo que dos idiotas arrogantes cometan un disparate que lleve a un intercambio nuclear, es el más grave desde la crisis en Cuba en 1962.”

Bannon agregó que la confrontación con Corea del Norte no tenía una solución militar, como había amenazado Trump, hasta que se “resuelva la ecuación que me muestre que no habrá 10 millones de muertos en Seúl en la primera media hora de un ataque con armas convencionales… nos tienen agarrados.”

Según filtraciones de la Casa Blanca, Trump enfureció cuando se enteró de la entrevista, lo que pudo haber sido la gota que derramó el vaso de su exigua paciencia pues lo que más lacera su frágil ego es que le roben las candilejas, como lo había venido haciendo el “presidente” Bannon, como lo satiriza Saturday Night Live.

La pregunta clave es qué rumbo tomará la Casa Blanca ahora que el Presidente se ha quedado sin el brillante, aunque perverso, cerebro de su estratega. Yo creo que los bajos instintos de Trump prevalecerán incólumes, como ya lo vimos el martes en Phoenix, a pesar de la semblanza de orden orquestado por su nuevo jefe de gabinete, el general Kelly, pues nadie puede meter orden en su anárquica mente.

Bannon regresó a dirigir Breitbart, la plataforma noticiosa en internet de la “derecha alternativa” de la que salió para unirse a la campaña de Trump, y según su editor “el movimiento populista-nacionalista se fortaleció notablemente hoy con el regreso del héroe que tiene su dedo en el pulso de la administración.”

Para México la salida de Bannon de la Casa Blanca tiene efectos mixtos pues si bien es un racista que quiere sellar la frontera sur de su país, su visión de China como el enemigo más peligroso de EU pudo haberse aprovechado para que apoyara la asociación estratégica de los tres países de Norteamérica.

Esta línea de razonamiento, convincentemente expuesta por funcionarios mexicanos ante Peter Navarro, asesor comercial de Trump, lo persuadió de la utilidad de fortificar el Tratado de Libre Comercio como el vehículo idóneo para enfrentar las violaciones chinas a una auténtica libertad de comercio.

En efecto, China transgrede los principios clásicos del libre comercio entrometiendo a su gigantesco gobierno y sector paraestatal para forzar la entrega de tecnología a empresas extranjeras a cambio de abrirles su mercado, y al subsidiar sus ventas al exterior, mientras que México y Canadá forman con EU una plataforma productiva común que eleva la competitividad de sus exportaciones al resto del mundo.

¡Esto es lo que hay que enfatizar en todos los foros e ignorar los exabruptos de Trump!


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus