JUEVES, 31 DE AGOSTO DE 2017
La Constitución de los Estados Unidos de América y la ilustración escocesa

¿Usted está de acuerdo en que se eliminen las comisiones bancarias?
No
No sé



“El gran triunfo del liberalismo es lo que ha logrado en relación a la limitación del poder.”
Guillermo Cabieses

C. Boyden Gray







“El ex presidente Obama rechazó las ideas de la Ilustración escocesa que inspiraron la Constitución de los Estados Unidos.”


La declaración que hizo el ex presidente Obama hace algunos años afirmando a los norteamericanos: “Ustedes no lo construyeron. Alguien más lo hizo posible” es un resumen conciso del peligro que plantea el socialismo progresista moderno al corazón de la idea y la experiencia de los Estados Unidos de América, representada en nuestra Constitución, sus principios fundadores y las razones de su éxito hoy en día.

Lo que resulta realmente sorprendente es la eficacia con la que este breve enunciado combina el desprecio por la ambición y el espíritu emprendedor, y en su lugar promueve la envidia y el resentimiento entre clases, es decir lo opuesto a la combinación única en su tipo que distingue a los Estados Unidos de América del resto de los países del mundo. Si la ambición debe ser despreciada y la envidia admirada, no hay espacio para que funcionen la moral privada, el éxito comercial, la conciencia social y la comunidad, porque al final la única entidad que puede sobrevivir es el gobierno.

Para explicar por qué esto es así, podríamos remontarnos a los orígenes de la ética judeo-cristiana y describir su cultura basada en reglas, incluyendo a los Diez Mandamientos, a través del énfasis que hicieron los romanos en la importancia del estado de derecho y de las implicancias de la reforma en Europa. Pero el punto de partida más lógico es la Ilustración escocesa (también conocida como Iluminismo), que explicó en los inicios del comercio moderno el fundamento de los mercados libres, el vínculo de las relaciones comerciales con el comportamiento moral y el concepto de un gobierno limitado. Hay tres pensadores que desarrollaron su esencia: Adam Smith, Edmund Burke y Samuel Johnson, todos amigos entre sí (y en algún momento también competidores) que realizaron profundas contribuciones a la Constitución de los Estados Unidos de América.

Leer el artículo completo…


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus