MIÉRCOLES, 27 DE SEPTIEMBRE DE 2017
Nunca eduques, te sacarán los ojos

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“La barrera infranqueable del ejercicio de los derechos de cada cual deben ser los derechos de los demás, que nos imponen el deber de respetarlos, deber que debemos asumir libremente. El que no todos estén dispuestos a asumirlo es la razón de ser del Estado.”
Félix de Jesús


Más artículos...
Isaac Katz
• Protección de los derechos de propiedad

Arturo Damm
• Causa objetiva, razón subjetiva

Víctor Hugo Becerra
• Lula sigue siendo un ladrón

Arturo Damm
• Menor bienestar

Victor H. Becerra y Miguel A. Cervantes
• México aún necesita más, mucho más libre comercio

Manuel Suárez Mier
• La notoria Greta

Arturo Damm
• Desconfianzas


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Ricardo Valenzuela







“Si queremos conquistar el futuro, la lucha más importante es desactivar la mafia corporativista que controla la educación pública, y entregarla a los verdaderos educadores.”


Hace algunos años, un buen amigo originario de Nogales, Arizona, hombre exitoso, de gran integridad, conservador en aspectos sociales, libertario en aspectos económicos, me llamaba para informarme que sus dos hijas, muchachas extraordinarias, habían terminado su preparatoria y se inscribían en la Universidad de Arizona para sus estudios profesionales. Me pedía solo estar pendiente de ellas, pues era la primera vez que abandonaban el hogar.

Aunque yo las conocía desde que hicieran su primera comunión, quise ponerme a sus órdenes y, en especial, calibrar el tipo de ideas que portaban ante diferentes temas. Después de compartir una larga comida con ellas, me despedía tranquilo pues me daba cuenta que el material que moldeaba sus vidas, era de primera. Hace unas cuantas semanas, me llama mi amigo enfurecido, y procede a darme sus motivos cuando me dice: “Mis hijas se acaban de graduar y ya no las conozco. Se han convertido en soldados de cuanto movimiento socialista, estatista, ronda por el país. Ahora son parte de las feministas que viajan promoviendo sus ideas de liberación de los oprimidos, muerte a los opresores. Creo que ahora son comunistas”.

Yo me pregunto ¿Qué fue lo que sucedió? De forma automática mi cerebro me da la respuesta; es la exitosa invasión de los sistemas educativos de parte de lo que, Hugo Salinas Price llama los Gnósticos. Un movimiento cuyo objetivo supremo es transformar al ser humano, para luego transformar la sociedad. En aspectos económicos quieren dirigir la acción estatal para transformar todo el aparato productivo. Esta nueva "Economía Gnóstica" propone medidas obligatorias del Estado para transformar la actividad nacional, de tal forma que el resultado sea una prosperidad similar a la de Venezuela. La Economía Gnóstica establece los medios para acorralar esa sociedad, y no tenga otra opción más que actuar en la forma que desean sus líderes. Para ello, entre otras cosas, se han apropiado de los sistemas educativos del mundo.

Pensaba luego en la ganadora del prestigiado premio John Bates Clark —que se otorga al economista menor de 40 años que más haya aportado a dicha ciencia durante los últimos años— la investigadora de Harvard, Caroline Minter, quien se hizo acreedora a tal distinción, por sus investigaciones en relación al impacto tan negativo que tiene la educación pública en la sociedad americana. La Dra. Minter, la primera afro americana distinguida con ese premio, hoy día es profesora de economía en la universidad de Stanford.

Algunas de las conclusiones de Minter son: Los sindicatos de maestros han llevado a que la educación esté en su nivel de calidad más bajo de los últimos 50 años, y obviamente la educación privada permanece como una mejor opción. Aun cuando sus conclusiones fueron aplaudidas por los Republicanos, ella aclara que no pertenece a ningún partido político, y sus investigaciones no han sido ideológicas, sino apegadas a la realidad. Afirma la Dra. Minter: “La educación pública en los EU, no ha mantenido el ritmo de las necesidades y la calidad requerida por esta nueva economía.” Ella estima que la calidad de la educación pública, durante los últimos 50 años, ha tenido un declive en productividad de casi un 60%, lo que calcula comparando el resultado de los exámenes a los alumnos con el gasto por estudiante.

Durante muchos años la economía se orientó a explicar todos los fenómenos de esa naturaleza, a través de modelos estadísticos y ecuaciones matemáticas, olvidando algo que von Mises hace más de 60 años explicó hasta la saciedad; las economías las define una sola cosa; “La Acción Humana.” Ya en 1992, Gary Becker, de la Universidad de Chicago, había ganado el premio Nobel cuando extendió el dominio de las teorías económicas al comportamiento humano —que tradicionalmente había sido el campo de la sociología, psicología o criminología. Después Becker orientó sus investigaciones a lo que él llamó el Capital Humano. Este distinguido pensador, fue de los pioneros en definir el que la buena educación es una gran inversión en el futuro de la humanidad.

Estamos en estos momentos viviendo una de las transiciones más importantes de la historia. El poder que durante la edad media era propiedad de los Reyes con los ejércitos más grandes, se transfirió durante la revolución industrial a los que acumularon el capital. Pero en estos momentos el poder se está transfiriendo a los que tienen la información y el conocimiento. Por primera vez en la historia de la humanidad, en esta nueva era de la información el trabajador puede ser también el propietario de los medios de producción al tener acceso a una computadora y, sobre todo, a una buena educación.

Stephen King es, sin discusión, el escritor de novelas de horror más exitoso del mundo, tanto que muchas de ellas han viajado a Hollywood para convertirse en las cintas que nos han hecho temblar. Si le abriéramos las puertas del sistema educativo de México, tendría material para escribir su obra magna y, sin duda, al llevarla a la pantalla, habría que tener ambulancias en los cines, para que luego transporten las víctimas de ataques cardiacos ante tal horror. El sistema educativo de México nos ha producido los vándalos que sorben la sangre del país. Es una urgencia de vida el provocar una metamorfosis en el mismo, para lograr lo que debería ser: Garantizar la formación de nuevas generaciones que ya no desangren al país. “Aunque el SNTE afirme Nunca eduques porque te sacarán los ojos”.

En México durante años se ha levantado una solitaria voz. La voz del Prof. Santos Mercado, quien tiene años aportando ideas por demás revolucionarias para reformar la educación. Las propuestas del Prof. Mercado son muy sencillas: Aplicar los conceptos de mercados libres a la educación pública. Es decir, lanzar a esa diabólica burocracia a competir con la educación privada. El Prof. Mercado puede demostrar que es mucho más caro educar a un alumno en una escuela pública, que en una privada, y la calidad no se puede comparar. Entonces, mientras la burocracia siga teniendo el monopolio de la educación de quienes no pueden acceder a instituciones privadas, seguiremos manteniendo los niveles que han formado a esas pirañas que siguen devorando el país, y ya lo tienen en la sala de emergencia.

La propuesta de Santos Mercado se basa en un sistema de “pases”, de tal forma que se premie a los estudiantes y educadores responsables y productivos; y se castigue a los ineptos e irresponsables. Un alumno distinguido, de esa manera, podría tener acceso a educarse en cualquier Universidad privada, simplemente transfiriendo el costo de su educación a través de ese pase. Así las Universidades y escuelas públicas que no alcancen los estándares de calidad, como sucede en los mercados, desaparezcan de la misma forma que desaparecen muchas empresas privadas que solo producen pérdidas. Si queremos conquistar el futuro, ahí está la lucha más importante, desactivar la mafia corporativista que controla la educación pública, y entregarla a los verdaderos educadores.

• Liberalismo • Socialismo • Educación / Capital humano • Sindicatos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus