JUEVES, 12 DE OCTUBRE DE 2017
¿Y si se cancela el TLC?

¿Usted considera que la propuesta de otorgar una renta de 10 mil pesos al año a cada ciudadano es una buena idea para erradicar la pobreza?
No
No sé



“La inflación no es una catástrofe de la naturaleza ni una enfermedad. La inflación es una política.”
Ludwig von Mises

Arturo Damm









“¿Cuáles serían las repercusiones para la economía mexicana? ¿Cuál debería ser la reacción del gobierno de Peña Nieto?”


Es muy posible que la renegociación del TLC no llegue a ningún lado, y que el mismo se cancele, que es lo que Trump quiere, según lo ha dicho una y otra vez. De cancelarse el TLC surgen, para empezar, dos preguntas. ¿Cuáles serían las repercusiones para la economía mexicana? ¿Cuál debería ser la reacción del gobierno de Peña Nieto?

Por el lado de las repercusiones dos serían las más importantes, con todas las ramificaciones que podrían tener. Primera: más obstáculos (prohibiciones, cuotas, aranceles) para las exportaciones de productos mexicanos a los Estados Unidos, en perjuicio de los productores y exportadores mexicanos y de su contraparte: los consumidores estadounidenses. Segunda: pérdida de competitividad en la economía mexicana, ya que uno de los atractivos del TLC para los empresarios, tanto mexicanos como extranjeros, es la posibilidad de, invirtiendo directamente en México, y produciendo en México, aprovechar las facilidades que el TLC brinda para exportar a los Estados Unidos.

Por el lado de la reacción que debería tener el gobierno mexicano tres cursos de acción son indispensables. Primero: por ningún motivo, en ningún caso, y de ninguna manera, imponer obstáculos a las importaciones de productos hechos en los Estados Unidos o, dicho de otra manera, mantener el grado de apertura comercial que ya se logró con el TLC. Segundo: ir más allá y anunciar la apertura unilateral de la economía mexicana a cualquier importación de cualquier país. Tercero: realizar la reforma tributaria a favor del Impuesto Único a la Compra de Bienes y Servicios de Consumo Final, por la cual no se le cobrarían impuestos a las empresas, lo cual dispararía la competitividad de la economía mexicana de una manera tal que se compensaría con creces la pérdida de competitividad que la cancelación del TLC traería consigo.

De cancelarse el TLC, ¿el gobierno de Peña Nieto estaría dispuesto a, por lo menos, tomar estos tres cursos de acción? ¿Estaría dispuesto a, como mínimo, mantener el grado de apertura que ya se logró con el TLC?


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus