LUNES, 20 DE NOVIEMBRE DE 2017
Populismo tributario

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (II)

Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (I)

Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Un recorte de impuestos que no va acompañado de un recorte equivalente en el gasto gubernamental es sumamente irresponsable. Populismo tributario, puro y duro.”


Cito del comunicado de prensa de Reuters, del pasado jueves 16: “La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el jueves un paquete de recortes de impuestos a empresas y personas, lo que pone a los republicanos y al presidente Donald Trump más cerca de conseguir la mayor reforma tributaria en una década (…) Aprobar este proyecto de ley es lo más importante que podemos hacer para que la economía crezca, se restauren las oportunidades, y para ayudar a las familias de clase media que luchan, dijo el presidente de la Cámara, Paul Ryan (…) El proyecto de ley de la Cámara de Representantes, que se cree que ampliará el déficit federal en casi 1.5 billones de dólares en 10 años, reduciría las bandas impositivas de siete a cuatro y bajaría la tasa del impuesto a las empresas del 35 al 20 por ciento”, todo lo cual apunta en la dirección correcta, salvo por un pequeño detalle, mencionado en el comunicado: la ampliación del déficit fiscal y su posible efecto sobre los impuestos y los contribuyentes en el futuro.

El déficit en las finanzas del gobierno corresponde a la parte del gasto gubernamental que no se financia con impuestos, por lo que, o se financia con deuda, o con producción de dinero, o con venta de activos. Si se financia con deuda, como por lo general sucede, esa deuda de hoy, cuando tenga que liquidarse mañana, puede convertirse en más y/o mayores impuestos, por lo cual la reducción de impuestos hoy puede convertirse en su aumento mañana, incremento futuro que puede ser mayor que la rebaja presente. Si así resulta, ¿les convino a los contribuyentes? En el mejor de los casos ganan los contribuyentes de hoy (que pagan menos impuestos) a costa de las pérdidas de los contribuyentes de mañana (que pagarán más impuestos), todo consecuencia de que el recorte de impuestos no va acompañado de un recorte equivalente en el gasto gubernamental, lo cual es sumamente irresponsable. Populismo tributario, puro y duro.

• Populismo • Política fiscal

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus