MIÉRCOLES, 31 DE MAYO DE 2006
Confusiones electorales

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)

Arturo Damm
• Contubernio entre poderes

Víctor Hugo Becerra
• México: País de esclavos

Arturo Damm
• Los dos poderes

Manuel Suárez Mier
• Hacia la elección de 2020 en EU


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Juan Carlos Leal







“El ambiente político no sólo retrasa las reformas estructurales como ha sido la tónica de los últimos 10 años, sino que incluso esta retrasado las obras, los proyectos, los diagnósticos y la decisiones, no sólo necesarias sino urgentes”


Resulta que las autoridades electorales del país no saben como desempeñar su papel y en lugar de aplicar la Ley, deciden interpretarla, torcerla y hacerla a un lado para promover iniciativas del estilo “pacto”, donde imponen silencios, que por no ser reglamentarios son sencillamente ignorados por los interfectos y mal interpretados por el resto de la burocracia.

 

Casi como de película podemos decir que hoy, a excepción clara y definida del Gobierno del Distrito Federal, que no hace caso ni lo hará, el Gobierno, en todos sus órdenes (municipal, estatal y federal) se ha paralizado. Y muchos dirían amén. Pero no el problema es que la interpretación “amplia” de acuerdo para suspensión de promoción de obra, se ha convertido en el “acuerdo de suspensión de labores”, por si las dudas.

 

Muchos medios se han regodeado en la debilidad de nuestras instituciones, y en particular, electorales, para hacer callar al presidente Fox y a sus secretarios en el apoyo a Calderón, otros, los menos, han sido muy críticos con el apoyo de Encinas a López y Ebrard, y señalan que no sólo es personal sino que es institucional, también los hay quienes señalan los apoyo de los delegados, los munícipes, los gobernadores, todos aquellos que completan a favor de sus propias elecciones de estado, estaditos y caciquitas. Pero el IFE sólo sanciona a los que “insultan” y difaman a “López” y esto depuse de un regaño de un Tribunal Electoral que no sólo se extralimito en sus funciones sino que las hizo al revés no aplicó la Ley, sólo la interpreto. Pero a Fox y los funcionarios nada de nada, hasta aquí la anécdota electoral.

 

El problema es que se están cancelando foros, retrasando proyectos, reduciendo los gastos, difiriendo juntas o visitas, todos eventos cotidianos de administración pública, tan sólo por el clima de “sospechosismo”, el que dirán si me reúno con estos funcionarios y menos en publico, o la duda de si los actos de gobierno pueden ser interpretados como campaña proselitista. Y de esta forma el ambiente político no sólo retrasa las reformas estructurales como ha sido la tónica de los últimos 10 años, sino que incluso esta retrasado las obras, los proyectos, los diagnósticos y la decisiones, no sólo necesarias sino urgentes. El absurdo es tal que muchos habitantes de Can Cun retomaron sus raíces paganas y adoraron al dios de la lluvia que por fin apago los incendios de la zona pues se temía que como los recursos federales no habían llegado se pasara la fecha y ya no los hubiera, la fecha es la fecha de la tregua, y a decir de algunos no sólo fueron los habitantes sino las autoridades los que agradecieron a Chaac, el dios maya, por la lluvia. De esta forma nos queda claro que nadie toma decisiones por el temor de politizarlas.

 

Esto nos lleva a reflexionar no sólo sobre la baja o nula calidad de nuestra democracia, o sobre la poca institucionalización de la viada democrática del país, pero lo más preocupante es la falta de liderazgo para tomar decisiones de política pública todo esto por la altísima politización de los políticos, mientras que el pueblo llano ya se prepara para el fútbol. No por nada un reciente reporte de la ONU dice que en México existe una “excesiva politización” de la vida nacional, lo que retrasa la toma de decisiones e impide llegar a acuerdos. Esto debido a que en el país hay una pobre cultura democrática, la falta de voluntad de las partes para pensar en el bienestar colectivo y la ausencia de espacios de diálogo plural e incluyente. Así las cosas pues ya va siendo hora de que nuestro eterno y caro proceso electoral llegue a su fin y a ver si así hay política pública y no sólo política.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus