Pesos y contrapesos
May 23, 2018
Arturo Damm

Autarquía y libre comercio, ¿compatibles?

¿Cómo lograr que se consuma solamente el maíz producido en México. Una de dos: por medio del mercado o de la intervención gubernamental.

AMLO ha dicho que, de llegar al gobierno, dejaremos de importar granos (maíz, frijol, arroz, trigo, sorgo, entre otros) y comeremos solamente lo producido en México. Yo he dicho que, para lograrlo, tarde o temprano se tendría que prohibir la importación de dichos granos y, con ello, prohibirnos a los consumidores mexicanos comprar lo que nos dé la gana (producto mexicano o extranjero), a quien nos dé la gana (oferente mexicano o extranjero), en donde nos dé la gana (en México o en el extranjero), siempre en beneficio propio, violando el derecho a la libertad individual. Muchos son los que me han dicho que no, que estoy equivocado, que la pretensión de comer solo los granos producidos en el país no implica de ninguna manera prohibir su importación. Afirman que es posible compaginar, con relación al mismo producto (granos), autarquía (autosuficiencia) y libre comercio (importaciones). ¿Será? Veamos.

Los mexicanos importamos maíz y, si no se prohíbe su importación, lo seguiremos importando por esta razón: nos conviene.

Supongamos que AMLO gana, llega el 1 de diciembre, y empieza a trabajar para hacer realidad sus intenciones, entre las cuales está la de consumir solamente el maíz producido en México. ¿Cómo lograrlo? Una de dos: por medio del mercado o de la intervención gubernamental.

Que se logre por medio del mercado quiere decir que los productores mexicanos de maíz se vuelven más competitivos, capaces de producir y ofrecer la misma cantidad que hoy se ofrece, contando las importaciones, y a un precio menor al que se ofrece el maíz importado, de tal manera que los consumidores sustituyen la compra de maíz importado por la de maíz mexicano, dándose la sustitución de importaciones por vía del mercado, por decisión de los consumidores, a lo cual no le veo nada de malo, sobre todo porque el primer paso en ese proceso fue la mayor competitividad de los productores mexicanos comparados con los extranjeros.

Si lo anterior fuera posible, ¿no se hubiera dado ya? Por supuesto, y el resultado hubiera sido la sustitución de importaciones por vía del mercado, misma que no ha tenido lugar. Seguimos importando maíz.

Es de esperar que, mientras el maíz importado se ofrezca a menor precio que el mexicano, sigamos demandando y comprando el segundo, no el primero. Si el hipotético gobierno de AMLO tiene como fin que consumamos solo maíz hecho en México, y no se da la sustitución de importaciones por vía del mercado, entonces tendrá que darse por vía del intervencionismo gubernamental, que en este caso supondría prohibir la importación de maíz.

Si la sustitución de importaciones fuera posible por vía del mercado se daría en todos los casos en los que resultara viable. Si no se da, y se quiere sustituir importaciones, entonces debe darse por vía del intervencionismo gubernamental, prohibiendo importaciones. La autarquía y el libre comercio son incompatibles.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Los dos enemigos del pueblo son los criminales y el gobierno. Atemos al segundo con las cadenas de la Constitución para que no se convierta en la versión legalizada del primero.

Thomas Jefferson
Entrar
Encuesta de la semana
Simpatizantes de FRENAAA comenzaron un plantón en la CDMX pidiendo la renuncia de López Obrador. Ricardo Anaya anunció su regreso a la vida pública. Margarita Zavala impugnó la decisión del INE de no darle el registro como partido político a “México Libre”. ¿Qué tipo de oposición se requiere si se desea quitar a Morena la mayoría en el Congreso?
Artículos recientes...
Arturo Damm
• Ocupación y empleo
Arturo Damm
• Tasa de interés
Ricardo Valenzuela
• El gran engaño del mundo
Manuel Suárez Mier
• Suprema Corte y elecciones en EU
Arturo Damm
• Estado de chueco
Asael Polo Hernández
• La necesidad de las quiebras empresariales