VIERNES, 15 DE JUNIO DE 2018
Canadá

¿Usted participará en la consulta sobre la construcción del nuevo aeropuerto en la ciudad de México?
No



“Si imprimir dinero ayudase a la economía, falsificar moneda debería ser legal.”
Brian Wesbury

Manuel Suárez Mier







“Me temo que cualquier acuerdo respecto al TLC de Norteamérica ya se esfumó, considerando la cada vez más desquiciada conducta de Trump.”


Quienes seguimos con horror y pena ajena la reunión del G-7 en la provincia de Quebec, quedamos pasmados ante el inagotable talento del Trump para agredir e insultar a sus aliados, al tiempo que destruye a coces el delicado equilibrio de alianzas, convenios e instituciones erigidos desde el fin de la 2ª Guerra Mundial para ordenar los destinos de la esfera liberal del orbe.

Nunca como ahora es más oportuna la frase acuñada por legendario Sam Rayburn, uno de los más efectivos líderes de la Cámara de Representantes de EEUU, que “cualquier asno puede tumbar el granero, pero se necesita un buen carpintero para construir uno,” aludiendo al inverosímil comportamiento de Trump.

Llamó a Trudeau “deshonesto” y “endeble” porque éste declaró “que los canadienses no se dejarán atropellar” por las tarifas impuestas por EU a sus exportaciones de acero y aluminio, y que usar como pretexto “razones de seguridad nacional” frente a Canadá, como lo hizo Trump, “era insultante.”

No contento con su exabrupto, mandó a sus mastines falderos a redoblar las injurias. El asesor económico Larry Kudlow salió en CNN a decir que el Primer Ministro “nos acuchilló por la espalda” con sus declaraciones, para poco después sufrir un ataque al corazón, clara evidencia que aún hay justicia divina.

El repulsivo asesor comercial Peter Navarro fue a Fox News a gruñir que “hay un lugar especial en el infierno para cualquier líder extranjero que ejerce diplomacia de mala fe” con su jefe, y repitió lo de la puñalada en la espalda, señal que ambos estaban regurgitando las sandeces que les dictó Trump.

Lo paradójico de todo esto fue lo inútil, pues Canadá ha tenido una relación estrecha y mutuamente beneficiosa desde que EU acabó su guerra de 1812 con el Reino Unido, que utilizó ese territorio septentrional para invadir EU, conflicto que tuvo lugar por las políticas proteccionistas de los británicos para bloquear a la Francia de Napoleón.

En este tema, Trump volvió a sacar el cobre al acusar a Canadá de “quemar la Casa Blanca” en 1814, cuando ese país no existía y era colonia británica. Lo que sí es cierto es que ingleses y franceses en su entorno canadiense, vencieron en 1775 a los rebeldes de EU en guerra de independencia, cuando quisieron ir a “liberarlos.”

Un segundo intento de EU de anexar una comarca reclamada por los ingleses ocurrió en 1844 en Oregón, que se extendía desde la frontera con California, a la sazón parte de México, hasta el lindero con Alaska, que entonces era de Rusia. Para ganar la presidencia James Polk ofreció concretar el “destino manifiesto” de su país con la frase “54º 40’ o guerra,” aludiendo a la latitud donde proponía fijar la frontera.

Una vez en la silla presidencial Polk se dio cuenta que sería más fácil cumplir sus afanes expansionistas provocando una guerra de conquista con México que con el Reino Unido, a la sazón la primera potencia militar y naval del mundo, con la que buscó un arreglo en el que se repartieron Oregón fijando el lindero en el paralelo 49º.

Así se dio la expansión de EU despojando a México de una extensión superior a 2.7 millones de km2, -los actuales estados de Nuevo México, Arizona, California, Nevada y Utah, y partes de Wyoming y Colorado, además de Tejas, que se perdió en 1836 con el acicate de EU. El acuerdo con el Reino Unido le aportó lo que hoy son Oregon, Washington, Idaho y partes de Colorado, Montana y Wyoming, casi 1 millón de km2.

Desde entonces las fronteras de Canadá y EU no han cambiado y ambos países han sido aliados militares y socios comerciales, por lo que no hay razón para los malos tratos de Trump, por lo que me temo que cualquier acuerdo respecto al TLC de Norteamérica ya se esfumó, considerando su cada vez más desquiciada conducta.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus