SÁBADO, 23 DE JUNIO DE 2018
El fin de los aranceles

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Isaac Katz
• Viejos pobres (II)

Arturo Damm
• Antineoliberalismo, ¿la solución?

Víctor Hugo Becerra
• No es feminicidio, es falta de Estado de Derecho

Arturo Damm
• Neoliberalismo, ¿culpable?

Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (II)

Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Qué fin persigue el gobierno mexicano al imponer aranceles a un conjunto de bienes importados desde los Estados Unidos?”


¿Con qué fin impuso el gobierno mexicano, en respuesta a la agresión arancelaria del gobierno estadounidense, aranceles a un conjunto de bienes importados desde los Estados Unidos: manzanas, uvas, arándanos, carne de puerco, embutidos, quesos, whisky, etc.?

Antes de responder preguntémonos ¿con qué fin impuso el gobierno estadounidense aranceles a la importación de acero y aluminio mexicano? Con uno proteccionista: para proteger a los productores estadounidenses de acero y aluminio de la competencia del aluminio y el acero importados desde México. El arancel eleva el precio del producto importado restándole competitividad, en perjuicio del exportador mexicano (y del consumidor estadounidense)  y en beneficio del productor estadounidense. El fin se logrará si se deja de importar acero y aluminio mexicano y se sustituye por aluminio y acero producidos en Estados Unidos. ¿Se conseguirá? Todo depende de la elasticidad precio de la demanda del acero y aluminio mexicanos en el mercado estadounidense, es decir, de la respuesta de los consumidores estadunidenses al aumento en el precio.

Teniendo la respuesta a la pregunta ¿con qué fin impuso el gobierno estadounidense aranceles a la importación de acero y aluminio mexicano?, preguntémonos ¿qué fin persigue el gobierno mexicano al imponer aranceles a un conjunto de bienes importados desde los Estados Unidos?

El fin no es proteccionista, y pongo de ejemplo el caso de las manzanas que, importadas desde los Estados Unidos, estarán gravadas con un arancel del 25 por ciento. El gobierno mexicano no pretende proteger a los productores mexicanos de manzanas de la competencia que les hacen las manzanas estadounidenses. Si así fuera hubiera impuesto el arancel hace mucho tiempo y no lo hizo, siendo dicha imposición consecuencia de la operación espejo, de la respuesta del gobierno mexicano a la agresión arancelaria del gobierno estadounidense en contra del acero y aluminio mexicanos.

Si la intención de dichos aranceles no es proteccionista, ¿cuál es? El presionar a los productores y exportadores estadounidenses de manzanas para que, a su vez, presionen a quien tengan que presionar en los Estados Unidos para que el gobierno de Trump elimine los aranceles al acero y aluminio mexicanos, eliminación que el gobierno mexicano puso como condición para eliminar los aranceles a los productos importados desde Estados Unidos. Por eso se llama operación espejo: tú impones aranceles yo impongo aranceles, tú eliminas aranceles yo elimino aranceles.

Que la intención de dichos aranceles no sea proteccionista no quiere decir que no tengan un efecto proteccionista, que afecta al consumidor mexicano. Además hay que tener presente que, aunque la intención tampoco haya sido recaudatoria, por supuesto que el cobro de dichos aranceles tiene un efecto recaudatorio, que afecta al contribuyente mexicano.

¿Y si el objetivo no se logra?

• Mercantilismo / Proteccionismo • México - Estados Unidos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus