LUNES, 2 DE JULIO DE 2018
Primer semestre, primer comentario

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“El socialismo es moralmente incorrecto, políticamente autoritario y económicamente imposible.”
Enrique Ghersi


Más artículos...
Luis Pazos
• Y el "Principio de no intervención"

Arturo Damm
• Pragmatismo

Ricardo Valenzuela
• El Estado ha iniciado su putrefacción

Arturo Damm
• ¿Desconfianza = desilusión?

Isaac Katz
• Protección de los derechos de propiedad

Arturo Damm
• Causa objetiva, razón subjetiva

Víctor Hugo Becerra
• Lula sigue siendo un ladrón


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Finalizó el primer semestre, que pintaba difícil, sobre todo por las presiones que, sobre los mercados cambiario y bursátil, iban a ejercer dos sucesos que generan incertidumbre, presionando al alza al tipo de cambio y a la baja al índice bursátil.”


Finalizó el primer semestre, que pintaba difícil, sobre todo por las presiones que, sobre los mercados cambiario y bursátil, iban a ejercer dos sucesos que generan incertidumbre, presionando al alza al tipo de cambio y a la baja al índice bursátil.

Me refiero, en primer lugar, a la renegociación del TLC, y a la posibilidad, que algunos consideran remota, de que Trump saque a los Estados Unidos del tratado y, en segundo término, a la posibilidad, que muchos consideraron elevada, de que AMLO ganaría las elecciones presidenciales (¿ganó?), eventos que generaron, durante el primer semestre, incertidumbre.

¿Cuál será el futuro del TLC, importante elemento de seguridad institucional para la economía mexicana, que apuntala su competitividad, su capacidad para atraer, retener y multiplicar inversiones directas, tanto nacionales como extranjeras, que son las que producen bienes y servicios, crean empleos, generan ingresos, TLC sin el cual desaparece ese significativo componente de seguridad institucional?

¿Qué pasará con la política económica si AMLO gana (¿ganó?) la presidencia? ¿Cumplirá su palabra y respetará la autonomía del Banco de México; no manipulará el tipo de cambio; mantendrá finanzas públicas sanas (para lo cual hay que corregir los excesos de las dos últimas administraciones); no aumentará impuestos; no contraerá más deuda, todo lo cual es indispensable para mantener la relativa estabilidad que, en materia económica, hemos conseguido?

Muchas fueron las preguntas que, a lo largo del primer semestre, plantearon la renegociación del TLC y la posibilidad de que AMLO ganara la presidencia (¿ganó?), y mucha fue la incertidumbre que, la falta de respuestas claras, generó, lo cual tuvo que generar presiones sobre los mercados cambiario y bursátil. ¿Se generaron?

Comienzo por el mercado cambiario. Terminamos el año pasado con el tipo de cambio en 19.66 pesos por dólar, que cerró el 30 de junio en 19.69, con una depreciación de solamente el 0.15 por ciento, si bien es cierto que el tipo de cambio alcanzó su máximo anual el 15 de junio, en 20.72 pesos por dólar, lo cual en su momento dio como resultado una depreciación, con relación al cierre del año pasado, de 5.39 por ciento.

Continúo con el mercado bursátil. Entre el 2 de enero y el 30 de junio la bolsa de valores perdió 3.47 por ciento, si bien es cierto que entre el 2 de enero y el 31 de mayo, día en el que alcanzó su mínimo anual, la pérdida fue de 9.59 por ciento.

¿Hubo depreciación del tipo de cambio? Sí, pero no una crisis cambiaria. ¿Se registraron pérdidas en el mercado accionario? Sí, pero no un crack bursátil. Pero sobre todo, entre el 17 de mayo y el 30 de junio el índice bursátil ganó 4.10 por ciento, y entre el 15 y el 30 de junio el peso se apreció 5.00 por ciento frente al dólar, todo ello en los días inmediatamente anteriores a la elección. Este comportamiento, ¿qué nos dice?

• Problemas económicos de México • Elecciones México 2018

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus