SÁBADO, 6 DE OCTUBRE DE 2018
Petróleo

¿Cómo percibe usted el inicio del actual sexenio?
Claro y esperanzador
Oscuro y amenazador



“El gran triunfo del liberalismo es lo que ha logrado en relación a la limitación del poder.”
Guillermo Cabieses

Arturo Damm







“A la economía mexicana, ¿le conviene el alza en el precio del petróleo?”


Comenzamos el 2017 con el precio del barril de petróleo mexicano de exportación en los 46.25 dólares y lo terminamos en los 56.19 dólares, lo cual dio como resultado un incremento del 21.5 por ciento.

Iniciamos este 2018 con el precio del barril de petróleo mexicano de exportación en 46 56.19 dólares, precio que el pasado jueves se ubicó en 77.21 dólares, lo cual resultó en un aumento de 37.4 puntos porcentuales.

(Para saber: el barril de petróleo contiene 159 litros del hidrocarburo, y es la medida estándar para medir producción, compras, ventas, etc.)

En los últimos 21 meses y 4 días, del 1 de enero del 2017 al 4 de octubre del 2018, el precio del barril de petróleo mexicano de exportación pasó de 46.25 a 77.21 dólares, alza equivalente al 66.9 por ciento, algo que muchos consideran positivo para la economía mexicana, consideración incorrecta, de entrada, por la siguiente razón: cuando de los precios se trata no hay tal cosa como la economía mexicana (o cualquier otra).

Cuando de los precios se trata tenemos, por un lado, a los productores, oferentes y vendedores, a quienes, ceteris paribus, les conviene el alza en el precio. Por el otro lado se encuentran los demandantes, compradores y consumidores a quienes, independientemente del ceteris paribus, no les conviene el aumento en los precios, por lo que la pregunta “A la economía mexicana, ¿le conviene el alza en el precio del petróleo?”, no tiene sentido, como tampoco las tienen, por ejemplo, “A la economía mexicana, ¿le conviene el alza (o la baja) en el precio del dólar (tipo de cambio)?”, o esta otra: “A la economía mexicana, ¿le conviene el alza (o la baja) en el precio del crédito (tasa de interés)?”

Aclarado lo anterior se podrá argumentar que, dado que somos un país productor y exportador de petróleo, al final de cuentas el aumento en su precio nos beneficia más de lo que nos perjudica, ya que vedemos más de lo que compramos, momento de recordar que la balanza comercial petrolera de México con el resto del mundo no es superavitaria sino deficitaria. Entre enero y agosto pasados las exportaciones de petróleo mexicano al resto del mundo sumaron 20 mil 548 millones de dólares (representaron el 7.0 por ciento del total de las exportaciones), mientras que las importaciones de petróleo extranjero hacia México sumaron 35 mil 372 millones de dólares (representaron el 11.6 por ciento del total de las importaciones), lo cual dio como resultado un déficit, en la balanza comercial petrolera, de 14 mil 824 millones de dólares. Importamos más de lo que exportamos.

México sí es, en el sentido literal del término, en país productor y exportador de petróleo: producimos y exportamos y petróleo. Pero no lo es si por ello entendemos una potencia petrolera: importamos más de lo que exportamos y el petróleo representa solamente el 6.0 por ciento de la producción de bienes y servicios en el país.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus