MARTES, 6 DE NOVIEMBRE DE 2018
Retos (II)

¿Usted está de acuerdo en que se eliminen las comisiones bancarias?
No
No sé



“El gran triunfo del liberalismo es lo que ha logrado en relación a la limitación del poder.”
Guillermo Cabieses

Isaac Katz







“Más retos que el próximo gobierno tiene que enfrentar y, obvio, resolver si se desea lograr el objetivo de una mayor y sostenida tasa de crecimiento económico.”


En el artículo de la semana pasada señalé algunos retos que el próximo gobierno tiene que enfrentar y, obvio, resolver si se desea lograr el objetivo de una mayor y sostenida tasa de crecimiento económico.

Mis comentarios se centraron principalmente en algunos aspectos de las finanzas públicas las cuales enfrentarán una restricción presupuestal dura, la cual será todavía mayor después de la arbitraria y absurda cancelación del aeropuerto en Texcoco: a) consolidar la estabilidad macroeconómica (respetando en todo momento la autonomía del Banco de México y descartando el financiamiento primario del gasto público); b) tener un superávit primario que permita cubrir en su totalidad los intereses de la deuda pública, más aún cuando se espera un aumento de las tasas de interés tanto internas como externas; c) consolidar estructuralmente los ingresos tributarios, siendo necesaria la homogeneización del IVA (descartando, por ir en contra de este objetivo, la reducción impositiva en la frontera y la eliminación de las auditorías fiscales); y, d) un gasto público que tenga una tasa de rentabilidad social positiva, particularmente en el gasto social y en los proyectos de inversión (destaca que para tres de éstos, la refinería en Dos Bocas, el tren maya y el aeropuerto en Santa Lucía, ni siquiera existen las evaluaciones correspondientes). Mencioné además un reto por demás importante: procurar que todos los mercados (bienes, servicios y factores de la producción) operen en competencia dado que beneficia a todos los consumidores, pero más aún a los de menores ingresos. Hay retos adicionales que son cruciales, destaco aquí dos.

Primero, transitar hacia un modelo de seguridad social universal. Bajo el esquema actual, particularmente en lo que respecta al acceso a los servicios de salud, tenemos uno segmentado y que depende en gran medida de la condición laboral de los individuos y sus familias. El sistema está construido en dos grandes pilares: el IMSS para los trabajadores del sector formal y el seguro popular que atendería al resto, por lo que este esquema actúa como un impuesto al empleo formal y un subsidio al informal, lo que repercute en una enorme cantidad de unidades de producción muy pequeñas, con pocos empleados, con tecnología obsoleta y en consecuencia con muy baja productividad, lo que representa un lastre al crecimiento. Moverse hacia un sistema no condicionado requiere reducir significativamente (en el extremo eliminar) las contribuciones patronales al sistema y financiar éste de la recaudación general de impuestos, lo que a su vez requiere fortalecer los ingresos tributarios.

Segundo, proseguir con la reforma energética. En materia de hidrocarburos hay dos puntos. En primer lugar, la participación del sector privado en exploración y explotación de mantos petroleros y en consecuencia mayores niveles de producción, tiene resultados concretos en el mediano plazo, por lo que cancelarla implica perder esta oportunidad y la futura generación de rentas petroleras. En segundo lugar, México es notoriamente dependiente del exterior en gas natural, energético indispensable para el sector manufacturero y para la generación de electricidad. Reducir esta dependencia es crucial y la forma más eficiente de hacerlo es a través de la explotación de los yacimientos en el territorio nacional a través de tecnologías no convencionales como la fracturación hidráulica. En electricidad es importante proseguir con la expansión de la capacidad de generación con tecnologías limpias, solar y eólica, además de consolidar el mercado mayorista (subordinar la CNH y la CRE a la Secretaría de Energía es una pésima política pública).

Retos adicionales como son los correspondientes a la agricultura, educación, certeza jurídica, corrupción y otros, serán tratados en artículos subsecuentes.

*Artículo publicado originalmente en El Economista


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus