Pesos y contrapesos
Nov 22, 2018
Arturo Damm

Sobre la "consulta" (I)

Ya es común afirmar que nadie en su sano juicio responderá que NO a las diez preguntas de la próxima “consulta nacional”. Pero si estás en contra de la redistribución del ingreso, se debería responder NO, de entrada, a las preguntas 5, 6, 7, 8 y 9.

Ya es lugar común afirmar que nadie en su sano juicio responderá que NO a las diez preguntas de la próxima “consulta nacional”, que tendrá lugar los días 24 y 25, afirmación con lo cual no concuerdo, y la primera razón es ésta: si estás en contra de la redistribución del ingreso, es decir, en contra de que el gobierno le quite a A lo que, por ser producto de su trabajo es propiedad de A, para darle a B lo que, por no ser producto de su trabajo no es propiedad de B, debes responder NO, de entrada, a las preguntas 5, 6, 7, 8 y 9, relacionadas directamente con la redistribución del ingreso.

Pregunta 5: “Aumentar al doble la pensión a todos los adultos mayores de 68 años (desde los 65 años en regiones indígenas). SI  NO

Pregunta 6: “Otorgar becas y capacitación laboral a 2.6 millones de jóvenes que hoy no tienen oportunidades de estudiar ni de trabajar”. SI NO

Pregunta 7: “Becar a todos los estudiantes de las escuelas públicas de nivel medio superior del país”. SI NO

Pregunta 8: “Pensionar a un millón de personas que viven con alguna discapacidad”. SI  NO

Pregunta 9: Garantizar atención médica y medicinas a toda la población que no cuenta con servicios de salud”. SI NO

Quien responda que SI a estas preguntas está a favor de la redistribución del ingreso, de que el gobierno le quite a A lo que, por ser producto de su trabajo, es propiedad de A, para darle: 1) pensión a todos los adultos mayores de 68 años; 2) becas y capacitación laboral a 2.6 millones de jóvenes que ni estudian ni trabajan; 3) becas para todos estudiantes de las escuelas públicas de nivel medio superior; 4) pensión para un millón de personas discapacitadas; 5) atención médica y medicinas a todo el que no cuente con un servicio de salud.

Se puede argumentar que la redistribución del ingreso es la manera que el gobierno tiene de hacer valer la justicia social, a la cual están referidas las mentadas preguntas, momento de recordar esta frase de Walter Williams: “Le voy a dar mi definición de justicia social. Yo me quedo con lo que es producto de mi trabajo y usted se queda con lo que es producto del suyo. ¿No está de acuerdo? Entonces dígame, ¿qué porcentaje de lo que es mío le corresponde a usted y por qué?”

¿Cuál es la única respuesta “sensata” al “por qué”? “Porque tengo necesidades insatisfechas”, respuesta que nos plantea esta otra pregunta: ¿las necesidades insatisfechas de A le dan derecho a parte del ingreso de B, de tal manera que B tiene la obligación de entregarle esa parte? No, razón por la cual las necesidades insatisfechas de A no le dan al gobierno el derecho de quitarle a B parte de su ingreso, parte del producto de su trabajo, para dárselo a A, siendo que eso es lo que implican desde las pensiones hasta la atención médica y medicinas, pasando por las becas.

Hoy gobernar es sinónimo de redistribuir. Basta revisar los presupuestos de egresos de los gobiernos para comprobarlo.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• ¿Qué sigue a la crisis económica?
Arturo Damm
• El reto
Rodrigo Hernández
• Analfabetismo económico mexicano
Arturo Damm
• Ackerman, ¿victimario?
Ricardo Valenzuela
• La economía cósmica
Arturo Damm
• Decrecimiento, preocupante