MARTES, 18 DE DICIEMBRE DE 2018
LIF: Primer comentario

La decisión de López Obrador de liberar al hijo del "Chapo" Guzmán recién capturado fue...
Un acierto
Un error
No sé



El punto sobre la i
“Todo gobierno, por supuesto, va contra la Libertad.”
H.L. Menken


Más artículos...
Roberto Salinas
• Populismo en América Latina

Arturo Damm
• Narcotráfico (III)

Arturo Damm
• Narcotráfico (II)

Víctor Hugo Becerra
• México: Del Estado fallido al Estado vencido

Arturo Damm
• Narcotráfico (I)

Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“AMLO dijo, más de un vez, que su gobierno no gastaría más en términos reales sino que gastaría mejor, lo cual supone que, en términos reales, no haya aumento en los ingresos, y ya estamos viendo que no será así.”


El llamado paquete económico consta de los Criterios Generales de Política Económica (CGPE), la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) y el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF). Ayer, en estos Pesos y Contrapesos, hice un primer comentario sobre los CGPE, centrando la atención en el marco macroeconómico a partir del cual se elaboró la LIF y el PEF, mismo que califiqué como optimista, ya que, en términos generales, quienes lo elaboraron consideran que en 2019 la economía mexicana tendrá un mejor desempeño que en 2018, algo que considero, si no imposible, sí poco probable. Hoy haré un primer comentario sobre la LIF.

Para 2019 se proyectan ingresos totales por 5,814,291.7 millones de pesos, lo cual daría como resultado un aumento, en términos reales, ya descontada la inflación (proyectada para el año entrante, según los CGPE, en 3.4 por ciento), del 6.73 por ciento. Del total de ingresos el 67.57 por ciento serán ingresos del Gobierno Federal, 23.15 por ciento de organismos y empresas del sector público, y el 9.29 por ciento restante serán ingresos por financiamiento (deuda).

Lo primero que hay que tener en cuenta es que AMLO dijo, más de un vez, que su gobierno no gastaría más en términos reales (descontada la inflación) sino que, consecuencia de la reasignación del gasto y de la honestidad en el manejo de los recursos, gastaría mejor, lo cual supone que, en términos reales, no haya aumento en los ingresos, y ya estamos viendo que no será así: para 2019 se proyecta un aumento, en términos reales, de los ingresos del Sector Público Federal, de 6.73 por ciento, con lo cual se mantiene la tendencia observada, sexenio tras sexenio, año tras año, hacia un mayor gasto gubernamental en términos reales, como si del mismo dependiera, desde un mayor crecimiento de la economía, hasta un mayor bienestar de la gente, lo cual por lo general no es cierto.

Con relación a los impuestos, que proveerán el 56.54 por ciento del total de los ingresos de la Federación, se cumple el compromiso de no aumentarlos (ni proponiendo nuevos, ni proponiendo incrementos a los que ya se cobran), pero se espera que, en términos reales, la recaudación el año entrante aumente 7.72 por ciento, consecuencia, no de más y/o más elevados impuestos, sino de una mejor fiscalización y de un ligeramente mejor desempeño de la economía el año entrante, lo cual está por verse.

Y hablando de impuestos, a nivel federal, ¿cuántos se cobrarán en 2019? Considerando por separado, como debe ser, cada uno de los impuestos especiales sobre producción y servicios, se cobrarán 19 impuestos distintos, muestra del engendro tributario que padecemos, y que se agravó en los dos últimos sexenios. Al final del sexenio de Fox el total de impuestos cobrados a nivel federal fue 13. Al término del gobierno de Calderón 16. Al final del sexenio de Peña Nieto 19, los mismos que se cobrarán en 2019.

• Política fiscal • “4ta transformación”

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus