VIERNES, 18 DE ENERO DE 2019
Importaciones y déficit

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“El socialismo es moralmente incorrecto, políticamente autoritario y económicamente imposible.”
Enrique Ghersi


Más artículos...
Luis Pazos
• Y el "Principio de no intervención"

Arturo Damm
• Pragmatismo

Ricardo Valenzuela
• El Estado ha iniciado su putrefacción

Arturo Damm
• ¿Desconfianza = desilusión?

Isaac Katz
• Protección de los derechos de propiedad

Arturo Damm
• Causa objetiva, razón subjetiva

Víctor Hugo Becerra
• Lula sigue siendo un ladrón


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Con relación al comercio exterior podemos hacer dos preguntas: ¿qué es mejor: exportar o importar? ¿Superávit o déficit?”


Con relación al comercio exterior podemos hacer dos preguntas: ¿qué es mejor: exportar o importar?, ¿qué es mejor: superávit (más exportaciones que importaciones) o déficit (más importaciones que exportaciones)? Las respuestas de bote pronto son: exportar y superávit, respuestas equivocadas. Las correctas son: importar y déficit.

Con lo que exportamos satisfacen sus necesidades los extranjeros y con lo que importamos las satisfacemos nosotros, de la misma manera que con lo que vendemos (exportar es vender) satisfacen sus necesidades los demás y con lo que compramos (importar es comprar) las satisfacemos nosotros. Las importaciones, que pagamos en dólares, son el fin, y las exportaciones, que nos pagan en dólares, son el medio: a cambio de las exportaciones recibimos dólares con los que pagamos las importaciones, sin olvidar que las exportaciones no son la única fuente de divisas, estando además las remesas, la inversión extranjera, los préstamos, la repatriación de capitales.

La escasez (el hecho de que no todo alcanza para todos, menos en las cantidades que cada uno quisiera, y mucho menos gratis), es el problema económico fundamental, que se minimiza en la medida en la que la disponibilidad total de bienes y servicios, que se conoce como Oferta Agregada (OA), sea la mayor posible, OA que es igual a la producción de bienes y servicios que se realiza en el país, el Producto Interno Bruto (PIB), más las importaciones (IM), menos las exportaciones (EX), que son la parte del PIB que no se ofrece en el país sino en el extranjero. OA = PIB + IM – EX. ¿Con cuál opción en materia de balanza comercial, superávit o déficit, se maximiza la OA? Supongamos un PIB de $1,000 y hagamos las cuentas.

Superávit, es decir, EX > IM. OA = $1,000 + $100 - $200 = $900. Con superávit en la balanza comercial la OA, es decir, la disponibilidad total de bienes y servicios, es de $900.

Déficit, es decir, IM > EX. OA = $1,000 + $200 – $100 = $1,100. Con déficit en la balanza comercial la OA, que es la disponibilidad total de bienes y servicios, es de $1,100.

Con déficit en la balanza comercial, no con superávit, se logra una mayor OA y, por lo tanto, una menor escasez, lo cual demuestra que la respuesta correcta a la pregunta ¿qué es mejor: superávit o déficit? es: déficit.

Que la balanza comercial sea deficitaria quiere decir que con los dólares que se reciben por exportaciones no alcanza para pagar las importaciones, por lo que de alguna otra fuente de divisas deben salir. ¿Cuáles? Las ya mencionadas: remesas, inversión extranjera (que puede ser de cartera o directa), préstamos o repatriación de capitales.

Todo lo anterior viene a cuento porque en noviembre pasado las importaciones resultaron 7.6 por ciento menores que en octubre y el déficit comercial fue 18.9 por ciento menor que en noviembre. Terreno positivo (déficit), tendencia negativa (menor déficit).

• Cultura económica

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus