LUNES, 25 DE FEBRERO DE 2019
No es sólo socialismo

¿Usted cree que el T-MEC será aprobado por el congreso estadounidense este año?
No
No sé



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Paul Volcker y México

Arturo Damm
• ¿Libre comercio?

Luis Pazos
• AMLO ¿regreso al PRI de los 70?

Arturo Damm
• AMLO bien, pero...

Ricardo Valenzuela
• El crimen de Bavispe, Sonora

Arturo Damm
• La causa del crecimiento

Arturo Damm
• Comercio exterior


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“La impronta socialista del gobierno de AMLO, frente a la clara tendencia hacia el totalitarismo y absolutismo es, de todos los problemas que enfrentamos, el menor.”


No es solamente socialismo. Esto es lo primero que hay que decir del gobierno de AMLO, calificado por muchos como el primer gobierno socialista de México. No es únicamente socialismo, sobre todo si por socialismo entendemos la intención de aliviar la pobreza por medio de la redistribución del ingreso.

El común denominador de los socialistas es la creencia de que las necesidades insatisfechas de Pedro le dan derecho a una parte del ingreso de Juan, y que el gobierno tiene la obligación de hacer valer ese derecho, para lo cual debe redistribuir el ingreso desde Juan hacia Pedro, quitándole a Juan lo que, por ser producto de su trabajo, es de su propiedad, para darle a Pedro lo que, por no ser producto de su trabajo, no es de su propiedad, todo lo cual es un robo con todas las de la ley, expoliación legal que hoy por hoy, y ya desde hace algún tiempo, es la principal actividad de los gobiernos. Hoy gobernar es sinónimo de redistribuir el ingreso. Basta analizar los presupuestos de egresos de los gobiernos, el de México incluido, para confirmarlo.

Claramente el gobierno de AMLO, al grito de “Primero los pobres”, pretende redistribuir más de lo que redistribuyeron los gobiernos anteriores, y pretende hacerlo no solo con el fin de proveer de más satisfactores, ya sea en especie, ya sea con dinero, a quienes reciban recursos del gobierno, sino con el objetivo de crear clientelas presupuestarias, políticamente incondicionales (hasta cierto punto) al gobierno. Se trata de gastar, no con fines sociales: satisfacer las necesidades de los pobres, sino con fines políticos: garantizar la lealtad electoral de los pobres, para lo cual hay que mantenerlos en la pobreza, haciendo posible que (hasta cierto punto) satisfagan sus necesidades, no gracias al ingreso generado por su trabajo, como debe ser, sino gracias a los satisfactores que el gobierno les regala.

Independientemente de cuál sea el propósito del gasto social (satisfacer necesidades o garantizar incondicionalidad política), ese gasto, producto de la redistribución del ingreso, es el común denominador de los socialistas, lo cual, sin dejar de ser una injusticia (se le quita a Juan lo que es de Juan para darle a Pedro lo que no es de Pedro), no supone necesariamente un gobierno totalitario y absolutista. Totalitario: referente al totalitarismo. Totalitarismo: régimen político en el que el gobierno concentra todos los poderes, en el que opera un solo partido político, en el cual hay una sola ideología válida, la del partido en el poder. Absolutista: referente al absolutismo. Absolutismo: referente al gobierno absoluto. Absoluto: dicho de un gobernante, que ejerce el poder sin ninguna limitación.

La impronta socialista del gobierno de AMLO, frente a la clara tendencia hacia el totalitarismo y absolutismo es, de todos los problemas que enfrentamos, el menor.

• Socialismo • Totalitarismo • Redistribución • “4ta transformación”

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus