JUEVES, 28 DE MARZO DE 2019
Sin crítica se pierde el rumbo

¿Usted considera que las acciones del actual gobierno concuerdan con sus propuestas de política industrial?
No
No sé



El punto sobre la i
“El dinero en efectivo es una garantía de libertad individual, por su eficiencia, versatilidad, irrastreabilidad y anonimato.”
Víctor H. Becerra


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza

Roberto Salinas
• Libertad económica

Luis Pazos
• Cero crecimiento en 2019, ¿por qué?

Arturo Damm
• Empobrecimiento

Isaac Katz
• Competitividad

Ricardo Valenzuela
• La sarna del congreso de EU


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Luis Pazos







“En su afán de hacer eco a todo lo que dice el presidente, algunos legisladores más que ayudar lo pueden llevar a que pierda el rumbo. Quien en realidad busca el éxito de un amigo o político no debe aplaudirle sus errores, sí decírselos.”


En un viaje a la ex-URSS, unos años después de abandonar el socialismo real, destruir las estatuas de Lenin y tirar a la basura las teorías de Marx, asistí a la plática de un alto exfuncionario del régimen soviético. Describió todos los errores que llevaron al gobierno socialista a implementar políticas que generaron escasez, colas interminables para conseguir alimentos, desempleo y pérdidas de las libertades, que culminaron con la miseria de más del 90% de la población.

Después de la plática le pregunté al exfuncionario, ex socialista, porqué habían llegado a tan lamentable situación. Su respuesta deja una gran enseñanza, válida en estos días:

“Controlábamos todo, no había oposición, y cualquier crítica de una persona o grupo, era acallada inmediatamente, no sabíamos qué opinaba la gente de nuestras políticas económicas, guardaban silencio por miedo, solo se escuchaban los aplausos de miembros de nuestro partido a todo lo que hacíamos. La falta de una prensa que criticara las acciones del gobierno nos llevó a perder el rumbo”.

Eso mismo pasó en mayor o menor grado en la China de Mao y en la Cuba de Castro, y puede pasar en México si el partido en el poder busca acallar a quienes critican los dichos y programas de su presidente, y sus legisladores están prontos a justificar incondicionalmente cualquiera de sus comentarios o recomendaciones, sean racionales o irracionales, lo ayuden o lo perjudiquen. Quien en realidad busca el éxito de un amigo o político no debe aplaudirle sus errores, sí decírselos.

Si el presidente critica a las calificadoras, legisladores de su partido a las pocas horas dicen que presentarán un proyecto de ley para “descalificarlas” y hasta negarles el permiso de opinar en México si bajan su calificación, pues “las calificadoras -dijo un senador de MORENA- están para calificar no para descalificar”. Esa expresión refleja el grado de ignorancia en materia económica de algunos legisladores, que en su afán de hacer eco a todo lo que dice el presidente lo pueden llevar a que pierda el rumbo. Su apoyo servil ayudará que en lugar de pasar a la historia como un buen presidente sea considerado por sus resultados como uno de los peores.

“La crítica racional es la base del progreso” señaló uno de los grandes filósofos del siglo XX, Karl Popper.

• “4ta transformación”

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus