Pesos y contrapesos
Abr 2, 2019
Arturo Damm

Educación y mercado

Si el mercado es la relación de intercambio entre compradores y vendedores, ¿en qué consiste una educación orientada al mercado?

En la conferencia de prensa de AMLO, el viernes 29 de marzo, Esteban Moctezuma, secretario de Educación, dijo “que la orientación que tenía la Reforma Educativa de 2013 era una educación orientada sólo al mercado (…) y (que) lo que estamos buscando es una educación (…) enfocada para la vida y para el desarrollo nacional”.

La educación debe ser integral e incluir lo que Moctezuma llama “educación orientada al mercado”, momento de preguntar en qué consiste tal orientación, para lo cual conviene responder la pregunta ¿qué es el mercado?

El mercado es la relación de intercambio entre compradores y vendedores, gracias a la cual ambos ganan, ya que cada uno valora más lo que recibe que lo que da a cambio. Esta relación de intercambio, que supone la participación voluntaria de las partes, compradores y vendedores, ¿tiene algo de malo? ¿Es, desde el punto de vista de la ética, injusta? ¿Viola los derechos de alguien? No. ¿Es, desde la perspectiva de la economía, ineficaz? ¿Reduce el bienestar de las partes involucradas? Tampoco. El mercado mejora el bienestar de quienes participan, y la mejora es mayor para quienes están mejor educados.

Si el mercado es la relación de intercambio entre compradores y vendedores, ¿en qué consiste una educación orientada al mercado? Esencialmente en la formación de capital humano, que es el conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes que le permiten a la persona ser más productiva (capaz de hacer más con menos) y más competitiva (capaz de hacerlo mejor que los demás), algo indispensable para ser eficaz por el lado de la producción, oferta y venta de bienes y servicios, y por lo tanto para generar ingreso, condición necesaria para poder ser eficaz por el lado de la demanda, compra y consumo de satisfactores, todo lo cual resulta muy útil para la vida e indispensable para el desarrollo nacional.

Además de considerar lo anterior debemos preguntarnos si la Reforma Educativa de 2013 realmente suponía una educación orientada solamente al mercado, es decir, a la formación de capital humano, al desarrollo de la productividad y la competitividad de la persona, con la intención de hacerla un agente económico más eficaz, tanto por el lado de la producción como del consumo.

Respondo desde mi experiencia como profesor universitario, sabiendo que los alumnos llegan de las preparatorias a la universidad con una preparación, en términos generales, muy deficiente, y que poco, por no decir que nada, tiene que ver con una educación orientada al mercado. Una sola pregunta: ¿cuántos egresados de la preparatoria salen con educación financiera, sabiendo un oficio de la A a la Z, y con espíritu emprendedor, los tres pilares de la educación orientada al mercado?



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Los empresarios no pueden comprar favores si los políticos no tienen que vender.

Javier Milei
Entrar
Encuesta de la semana
Termina la era “TLCAN” y comienza la era “T-MEC”. ¿Considera que será suficiente para remolcar a la economía mexicana y hacerla crecer a pesar de que los motores internos están apagados (consumo, inversión, inversión gubernamental)?
Artículos recientes...
Isaac Katz
• Pensiones (II)
Arturo Damm
• T-MEC, ¿a quién beneficia?
Ricardo Valenzuela
• California: futuro de EU y del mundo
Arturo Damm
• T-MEC, ¿ayudará?
Arturo Damm
• Regular, mucho que mejorar
Isaac Katz
• Pensiones (I)