JUEVES, 16 DE MAYO DE 2019
El IPADEPURO

La decisión de López Obrador de liberar al hijo del "Chapo" Guzmán recién capturado fue...
Un acierto
Un error
No sé



El punto sobre la i
“Todo gobierno, por supuesto, va contra la Libertad.”
H.L. Menken


Más artículos...
Roberto Salinas
• Populismo en América Latina

Arturo Damm
• Narcotráfico (III)

Arturo Damm
• Narcotráfico (II)

Víctor Hugo Becerra
• México: Del Estado fallido al Estado vencido

Arturo Damm
• Narcotráfico (I)

Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Una de las últimas ocurrencias de AMLO.”


IPADEPURO: Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, una de las últimas ocurrencias de AMLO. Y escribo ocurrencia, porque de eso se trata, de una ocurrencia, de una idea inesperada, de una propuesta poco meditada.

Supongamos que se crea el IPADEPURO. Primera pregunta: ¿con qué criterio se decidirá qué y cuánto de lo recuperado le toca a quién? Y ésta es solo la primera pregunta, entre muchas otras de no fácil respuesta.

Si A le roba a B, y el gobierno detiene a A, recuperando lo robado, queda claro que lo recuperado debe devolvérsele a B, su legítimo propietario, con lo cual el gobierno estaría cumpliendo con una de sus tareas esenciales: defender el derecho de propiedad de los ciudadanos. En este sentido podríamos decir que todo gobierno, con la condición de que sea honesto y eficaz, es un IPADEPURO o, para ser más preciso, una ORPADECIURO: Organización para Devolver al Ciudadano lo que se le ha Robado.

AMLO, ¿estará pensando en una ORPADECIURO? No lo creo porque, uno, no habla del ciudadano en concreto sino del pueblo en general y, dos, porque no creo que se refiera al robo que un ciudadano pueda cometer en contra de la probidad de otro ciudadano, sino a la corrupción, al robo que un funcionario público puede cometer contra la propiedad del gobierno, al estilo de un Javier Duarte, por poner un ejemplo.

Supongamos que, ya operando el IPADEPURO, el gobierno recupera lo que Duarte se robó, IPADECURO que debe devolver lo robado. Primera pregunta: Duarte, ¿a quién le robó? Directamente al gobierno e, indirectamente, a los contribuyentes, de cuyos bolsillos salieron los recursos que fueron a dar legalmente al erario gubernamental y de allí delictivamente a los bolsillos de Duarte. ¿A quién debe devolvérsele lo robado por Duarte? Al legítimo propietario de esos recursos, que no son los contribuyentes, sino el gobierno: una vez que éste cobra impuestos esos recursos dejan de ser propiedad de los contribuyentes y pasan a ser de su propiedad, por más que muchos crean, ¡equivocadamente!, que los mismos siguen siendo propiedad de los contribuyentes.

Supongamos que AMLO no lo considera así y que, por aquello del “me canso ganso”, insiste en devolver lo robado por Duarte al pueblo. Para tales efectos el pueblo tendría que ser los contribuyentes, entre quienes debería repartirse equitativamente lo recuperado. ¿En algo así está pensando AMLO? Para los efectos de devolver lo robado, ¿quién sería el pueblo? ¿Y cómo se le devolvería?

Hay quienes se han preguntado cómo se compaginarían las tareas del IPADEPURO con las del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, SAE, pregunta que prevé una duplicación de funciones, lo cual no me queda claro, ya que el SAE no se dedica a regresar lo robado, sino a administrar, enajenar o destruir bienes del Estado.

• Populismo • Demagogia • “4ta transformación”

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus