VIERNES, 31 DE MAYO DE 2019
¿Puede repetirse el 94?

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Arturo Damm
• Neoliberalismo, ¿culpable?

Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (II)

Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (I)

Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Manuel Suárez Mier







“El periodo previo al estallido de la crisis del 94 y lo que estamos viviendo hoy tienen varios ingredientes que son similares.”


Para Pablo Avelerya, a quien muchos extrañaremos

 Lectores de mis Remembranzas del 94 la semana pasada cuestionaron si una crisis como ésa puede repetirse. Mi conclusión es que el periodo previo al estallido de entonces y lo que estamos viviendo hoy tienen varios ingredientes que son similares.

Lo ocurrido en 94 incluyó asesinatos prominentes; la aparición de una guerrilla en Chiapas, inofensiva militarmente, pero que sembró desazón; y, sobre todo, la pérdida de la brújula de un gobierno que se había caracterizado hasta entonces por su aplomo y claridad de metas.

Si a todo esto se suma un sistema cambiario de bandas y una abultada deuda pública de corto plazo en dólares, ciertamente la economía parecía vulnerable, aunque no hizo crisis sino hasta que el presidente entrante decidió violar la promesa del gobierno de 7 años atrás de evitar devaluaciones abruptas.

El gatillo de la crisis de 94 fue el desencuentro entre autoridades salientes y entrantes, con visiones muy distintas del papel de la política cambiaria en la estabilidad del país y de su impacto sobre las expectativas y las reacciones de la sociedad y de los mercados financieros.

Hay que hacer explícitas las diferencias y semejanzas con el escenario de hoy:

La solidez financiera del país se vio mermada por los aumentos en la deuda pública de los dos gobiernos previos y aunque la situación es manejable, se requiere mantener la confianza de inversionistas, acreedores externos y agencias calificadoras, lo que se ve difícil con los planes de este gobierno.

La creciente violencia que prevalece en el país puede desembocar en una situación de ingobernabilidad, y la facilidad con la que el gobierno cede al chantaje de fuerzas antisistémicas, resulta en impunidad para violadores de la ley y más conflictos sociales, que tienen incentivos para propagarse.

Dado que grupúsculos como el crimen transnacional, la CNTE, APPO y otros, en complicidad con Morena, han logran imponer su voluntad en connivencia con el gobierno, ello significa que la ingobernabilidad se enraíza y se extenderá al resto del país.

En esta situación no hay blindaje financiero que aguante.

[1] Que es la definición pertinente pues es la que usan las agencias calificadoras

• Problemas económicos de México • Lecciones para México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus