VIERNES, 8 DE NOVIEMBRE DE 2019
La notoria Greta

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“El socialismo es moralmente incorrecto, políticamente autoritario y económicamente imposible.”
Enrique Ghersi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• EU, ¿país poco competitivo?

Arturo Damm
• Nueva baja en la tasa de interés

Luis Pazos
• Y el "Principio de no intervención"

Arturo Damm
• Pragmatismo

Ricardo Valenzuela
• El Estado ha iniciado su putrefacción

Arturo Damm
• ¿Desconfianza = desilusión?

Isaac Katz
• Protección de los derechos de propiedad


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Manuel Suárez Mier







“No deja de sorprender que Greta Thunberg acceda a todos los foros mundiales y hasta haya ilusos que la propongan para el Nobel de la Paz, aunque éste último esté bastante desprestigiado.”


Para mi amigo Carlos Hurtado Esteve deseando que su ímpetu juvenil se acompañe siempre de la reflexión y el análisis.

¿Cómo es posible que los líderes del mundo se vuelvan súbitos adeptos de una adolescente sueca que los regaña e insulta con motivos sensacionales pero espurios? ¿Qué explica que una chica dogmática e ignorante, que sufre de autismo, tenga acceso expedito a los medios de comunicación globales?

Este es uno de los grandes misterios de una época que ha abierto las puertas de las redes sociales por igual a quienes saben de lo que opinan que a los que no tienen la menor idea, sin ninguno de los filtros que solían existir cuando los medios cribaban los comentarios que recibían con profesionales y expertos.

Aparte de cómo llegó a atraer la enorme atención de la opinión pública mundial, urge evaluar la validez de sus argumentos, que la ubican al centro de lo que yo llamo el movimiento “milenarista-malthusiano” que proclama el inminente fin del mundo, en este caso no por falta de comida como predijo erróneamente Malthus, sino por el calentamiento global, consecuencia de la actividad humana.

Greta Thunberg, quien además de tener el mal de Asperger sufre de un trastorno obsesivo-compulsivo avanzado, predice el fin del mundo para 2028, a menos que la humanidad suspenda de inmediato la emisión de bióxido de carbono y otras partículas químicas que envenenan la atmosfera y alientan el bochorno global.

El calentamiento aludido sin duda existe, aunque el debate sobre sus causas no está resuelto, pero la visión de Greta carece de sustento. Los especialistas de la ONU estiman que el cambio climático tendrá un efecto mínimo en el ingreso promedio de los terrícolas, que habrá crecido entre 300 y 500% para el año 2070.

El problema es que esta chica, que no terminó el bachillerato, desconoce los rudimentos de la historia que documenta los enormes beneficios que el acelerado crecimiento económico, sustentado en energía barata, trajo a la humanidad desde el inicio de la Revolución Industrial, lo que hizo viable su expansión sin precedente al tiempo que posibilitó un notable abatimiento de la pobreza.

Tampoco comprende que el crecimiento económico que ella vitupera como mortal, en realidad es todo lo contrario: hoy la expectativa de vida en todo el orbe es muchas veces superior al que era antes del inicio de la Revolución Industrial, y la calidad de vida de sus habitantes es incomparablemente mejor.

Imponer prohibiciones draconianas a la emisión de CO2, como quiere Greta, requiere de gobiernos dictatoriales que impongan por la fuerza medidas tajantes para alcanzar un mundo sin vehículos de combustión interna, sin luz eléctrica, sin telecomunicaciones y sin alimentos suficientes: ¡retorno a la Edad de Piedra!  

¿Qué instinto patológico induce a influyentes líderes mundiales a ofrecerle foros de dimensiones globales a esta chica cuyas virulentas denuncias son absurdas, carecen de todo respaldo científico y llevarían a la humanidad al desastre?

Y, como preguntaría Sherlock Holmes, ¿quién se beneficia de que esta núbil demagoga acceda con sus soflamas alarmistas al escenario global?

• Calentamiento global • Socialismo • Ambientalistas • Antieconomía

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus