Aquelarre Económico
Mar 27, 2020
Manuel Suárez Mier

Crisis financiera en EU

La interpretación del experto David Goldman de lo que está pasando en los mercados financieros de EU.

Mi amigo David Goldman acaba de publicar el ensayo Debt Will Define Our Next Crisis, en el que hace un sucinto recuento de las políticas fiscal y monetaria que adopta el gobierno de EU para parar el desplome de su economía, que podría llevar la tasa de desempleo de 3.6% a 30% para mediados de año.

El sistema financiero de EU muestra claras flaquezas, evidentes por las secuelas de la pandemia que azota al mundo y que en EU sigue creciendo con devastador efecto sobre las empresas y sus empleados.

EU tiene dos graves déficit: el presupuestal y el externo. La deuda del gobierno es de 23 billones de dólares (trillion en EU), 13b. más que antes de la crisis de 2008, lo que excluye los pasivos sin respaldo del seguro social y la salud pública que andan por 100b.

Este déficit va a dispararse con el gasto que recién se aprobó de 2b. para familias y empresas con problemas, más 1b. en menor recaudación, que al sumarse al billón que ya traía el presupuesto del año, llevan a un déficit de 4b., un exorbitante 20% del PIB.

En adición, el Fed infla su balance comprando títulos de deuda pública y privada, algunos de ellos de dudoso valor, por otro billón, para avalar que haya suficiente liquidez en EU y en el resto del mundo, crucial pues buena parte de esos títulos están en el extranjero.

Ello se debe a que el déficit externo es financiado con ahorros provenientes de fuera, dado que el ahorro en EU es muy inferior a su nivel de inversión lo que lo obliga a vender instrumentos de deuda pública en el extranjero, que son muy apreciados por seguros y por pagar más que títulos análogos en Europa y Japón.

Los signos de fragilidad del sistema financiero surgieron la semana pasada cuando el Fed se vio obligado por primera vez a intervenir en el mercado comprando valores del Tesoro de EU, porque la falta de liquidez obligó a sus tenedores a venderlos, con lo que, a diferencia de 2008, sus precios se fueron en picada al mismo tiempo que las bolsas de valores.

Aún después de la intervención del Fed los precios de los títulos del Tesoro siguieron cayendo a pesar del recorte de su tasa de referencia a cero. Esto es lo inverso a lo que suele pasar: cuando los precios de las acciones en bolsa bajan los de los bonos suben, más o menos en igual proporción.

El mercado accionario se hundió al percibir que los flujos de crédito a personas y empresas corrían el riesgo de congelarse pues los bancos centrales pueden llenar de liquidez a los bancos comerciales, pero no pueden forzarlos a que presten, más cuando las circunstancias recomiendan prudencia.

Con esta masa de títulos de deuda pública en el extranjero, el Fed se vio forzado a ofrecer liquidez sin límite a los demás bancos centrales para que los presten a su bancos y así detener la hemorragia de ventas de pánico de los papeles de la deuda de EU.

Goldman concluye que los mercados anuncian con lo ocurrido que no están dispuestos a seguir financiado sin límite alguno los déficit gemelos de EU.

¿Y en México? Nada pasa, ¡todos felices!



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Más de 10,000 muertes por Covid-19 en México y la curva sigue en fase ascendente. El INEGI estima con su ETOE en 12 millones el número de personas que han perdido su trabajo, ¿se debe seguir manteniendo la economía cerrada?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• Futuro sombrío
Arturo Damm
• Empobrecimiento
Arturo Damm
• ¿Recuperación?
Ricardo Valenzuela
• El bien vs el mal
Arturo Damm
• 12.5 millones
Krishna Avendaño
• Desesperación en el imperio