Hablando en plata
May 21, 2020
Luis Pazos

Ayudan o estorban en lucha contra Covid-19

El coronavirus mostró las debilidades de varios hospitales e instituciones gubernamentales y el buen manejo de otras, cuya finalidad es combatir enfermedades y curar a ciudadanos afiliados o que solicitan sus servicios.

El coronavirus mostró las debilidades de varios hospitales e instituciones gubernamentales y el buen manejo de otras, cuya finalidad es combatir enfermedades y curar a ciudadanos afiliados o que solicitan sus servicios.

Hechos, algunos de los cuales me los dieron a conocer médicos:

1.- Hay instituciones como el INER (Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias) y el Instituto Nacional de Nutrición, que respondieron a tiempo y convenientemente a la pandemia, con los protocolos necesarios desde principios de año, aunque tuvieron que hacer a un lado, por cuestiones de cupo, a muchos enfermos de otros males.

2.- Las instituciones que respondieron tarde y desorganizadamente fueron el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el ISSTE y el INSABI (Instituto de Salud para el Bienestar): desorden, escasez de equipo y confusión en la atención a los enfermos.

3.- Falta de equipo médico conveniente, por ejemplo, los cubrebocas adecuados para el COVID-19, el N-95, escasearon en varios hospitales. En algunos solo les daban a los que atendían directamente a los diagnosticados con el coronavirus. Lo correcto es que los usen en todo el hospital. Muchas de las batas distribuidas no son aptas para preservar el contagio del coronavirus. Muchos médicos y enfermeras compraron con su dinero equipo de calidad para evitar el contagio.

4.- Falta de conocimientos para usar el equipo adecuado y de personal capacitado para manejar los ventiladores.

5.- Suspensión de consultas para otras enfermedades, lo que eleva la mortandad entre pacientes que las padecen.

6.- Utilización del modelo Centinela para identificar enfermos y tomar decisiones, que la Organización Mundial de la Salud (OMS), no recomienda para enfermedades nuevas, desconocidas.

7.- 91% de los 2,865 que respondieron una encuesta a través de mi twitter (@luispazos1) percibieron como falsos los datos del gobierno sobre contagios y fallecidos por COVID-19.

8.- Muchos de los médicos y enfermeras fallecidos por COVID-19, se debieron a la tardía y burocrática respuesta del gobierno a un mal que se podría haber aminorado. Si todas las instituciones hubieran tomado el mismo camino de las que sí ayudaron con eficiencia a combatirlo, hubiera habido menos muertos entre los contagiados, los médicos y las enfermeras.

Felicitamos al INER y a “Nutrición”, ejemplo de que “sí se puede”, siempre y cuando la burocratización de las decisiones no se generalice, ni se politice su combate y se den cifras que presenten escenarios falsos. Rendimos homenaje a todos los médicos y enfermeras que exponen su vida y a quienes la han perdido, al combatir la pandemia del coronavirus.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Más de 10,000 muertes por Covid-19 en México y la curva sigue en fase ascendente. El INEGI estima con su ETOE en 12 millones el número de personas que han perdido su trabajo, ¿se debe seguir manteniendo la economía cerrada?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• Futuro sombrío
Arturo Damm
• Empobrecimiento
Arturo Damm
• ¿Recuperación?
Ricardo Valenzuela
• El bien vs el mal
Arturo Damm
• 12.5 millones
Krishna Avendaño
• Desesperación en el imperio