MIÉRCOLES, 15 DE NOVIEMBRE DE 2006
Los huecos del presidente

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Isaac Katz
• Viejos pobres (I)

Arturo Damm
• Contubernio entre poderes

Víctor Hugo Becerra
• México: País de esclavos

Arturo Damm
• Los dos poderes

Manuel Suárez Mier
• Hacia la elección de 2020 en EU

Arturo Damm
• Empresarios

Asael Hernández
• ¿Cómo invierten los empresarios en épocas de bonanza económica y en épocas de crisis?


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Sergio Sarmiento







“A tres semanas del término del sexenio, Fox parece tener prisa por dejar el poder”


Todo fin de sexenio es turbulento. Pero éste lo ha sido de una manera muy especial e inquietante. Mientras que otros mandatarios hacían todo lo posible en las últimas semanas de sus períodos de gobierno por mantener el poder hasta el último día, o incluso para llevarlo más allá del mandato constitucional, el presidente Fox parece tener prisa por abandonarlo.

 

En un momento de ingenuidad, antes de una entrevista con la agencia española EFE, lo sugirió el propio Fox cuando dijo, quizá medio en broma: “Ya hoy hablo libre. Ya digo cualquier tontería. Ya no importa. Ya total, yo ya me voy.” Semanas antes, el mandatario había expresado una actitud similar cuando afirmó que ya había bajado la cortina. La ha recalcado, de hecho, al reconocer que el conflicto de Oaxaca lo heredará a Felipe Calderón.

 

La verdad es que la situación de México es realmente complicada. En la madrugada del 6 de noviembre estallaron bombas en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, en la sede nacional del PRI y en una sucursal bancaria. Otras dos bombas fueron encontradas en otros puntos. Cinco grupos guerrilleros se atribuyeron los atentados. Tres días después se hallaron 17 dispositivos explosivos en una bolsa en Celaya, en el propio estado del presidente, en Guanajuato.

 

El conflicto en Oaxaca, mientras tanto, se encuentra en un momento muy complejo. La Policía Federal Preventiva ha permitido un respiro a los agobiados habitantes de la capital del estado, pero la tensión está a flor de piel, especialmente en un momento en que el PRD ha dejado de lado las máscaras y ha movilizado sus fuerzas en apoyo de la APPO.

 

Éste es un momento en que se requiere un presidente concentrado al 100 por ciento en sus labores. Pero Fox programó para el periodo del 10 al 19 de noviembre una larga gira internacional que lo llevaría a Australia, país en el que vive una de sus hijas, la cual está a punto de dar a luz, y Vietnam, donde además de realizar una visita de estado participaría en la reunión cumbre de la APEC, la Asociación de Países de la Cuenca del Pacífico. Si bien el Senado le dio la autorización para realizar el viaje, los diputados de oposición se lo negaron en la cámara baja, lo cual generó un acre intercambio de acusaciones entre el presidente y los legisladores.

 

A tres semanas del término del sexenio, Fox parece tener prisa por dejar el poder. Y es realmente una lástima. La experiencia nos dice que en la política como en la naturaleza todo hueco se llena de inmediato. Y hay muchos grupos políticos, algunos con designios poco democráticos, que están dispuestos a hacer todo lo que sea necesario para aprovechar los huecos que está dejando el presidente Fox.

 


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus