Hablando en plata
Jun 20, 2008
Luis Pazos

Sindicatos contra consumidores

Hay grupos, organizados como sindicatos, que nos pueden dejar sin luz, sin transporte, sin gasolina o azúcar, si algún gobernante propone cambios para frenar sus abusos. Cuentan con el respaldo de políticos a quienes pagan con votos y recursos para sus campañas. Esos políticos desde sus partidos o curules son los guardianes de mantener con vida a ese corporativismo fascista del siglo pasado, que es una de las principales causas del atraso, pérdida de competitividad, desempleo y de un menor crecimiento.

El ex canciller mexicano Jorge Castañeda denunció el contubernio entre maleteros del aeropuerto y las empresas de seguridad privada, que impiden a los usuarios utilizar los carritos para transportar maletas hasta sus vehículos. Muchos sectores de la economía mexicana están atrasados por abusos y privilegios de algunos sindicatos, que se traducen en atropellos y malos servicios para los consumidores.

 

En el Seguro Social es obvia la sobrepoblación que existe en las clínicas, la que podría ser solucionada parcialmente si subrogaran servicios a hospitales privados, alternativa a la que se opone el sindicato. En el sector energético hay grupos sindicales que se resisten a que empresas privadas refinen petróleo en México, pues tienen miedo de que a los trabajadores de esas empresas no quieran pertenecer a su sindicato.

 

Hay apagones frecuentes en la ciudad de México por un sindicato que impide la modernización de la compañía eléctrica estatal. La industria azucarera está descapitalizada y no es competitiva a nivel internacional por otro sindicato que frena la modernización de las leyes azucareras. En el sector minero hay ciudades que están en crisis por grupos de mineros que estallan huelgas para reinstalar a un líder, prófugo de la justicia, acusado de disponer de 50 millones de dólares de los trabajadores.

 

En Oaxaca, radicales que controlan un sindicato de maestros cobran sin dar clases, impiden que los comerciantes abran sus negocios y bloquean carreteras.

 

Esos grupos, organizados como sindicatos, nos pueden dejar sin luz, sin transporte, sin gasolina o azúcar, si algún gobernante propone cambios para frenar sus abusos. Cuentan con el respaldo de políticos a quienes pagan con votos y recursos para sus campañas. Esos políticos desde sus partidos o curules son los guardianes de mantener con vida a ese corporativismo fascista del siglo pasado, que es una de las principales causas del atraso, pérdida de competitividad, desempleo y de un menor crecimiento.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• ¿Qué sigue a la crisis económica?
Arturo Damm
• El reto
Rodrigo Hernández
• Analfabetismo económico mexicano
Arturo Damm
• Ackerman, ¿victimario?
Ricardo Valenzuela
• La economía cósmica
Arturo Damm
• Decrecimiento, preocupante