Foro libre
Jul 7, 2008
Edgar Piña

De millonarios a millonarios

México es un poder de pandillas. Pandillas que se reparten a sus anchas el botín, mientras que la gente continúa prendida a la televisión y a los teléfonos celulares, engrosando, por cierto, peso tras peso, las fortunas fabulosas de nuestros monopolistas y políticos.

Seattle, Washington.- Lo que más llama la atención a un visitante que había estado en esta ciudad un par de años antes, quizás sea el cambio que se observa en el uso de transporte urbano. Los otrora semivacíos camiones que recorren el área metropolitana de Seattle-Tacoma, aquí en la esquina noroeste de los Estados Unidos, son ahora comparables a los de cualquier ruta de cualquier ciudad mexicana en el número de pasajeros que se atiborran para trasladarse de o hacia sus casas y lugares de trabajo.

 

Efectivamente, las enormes unidades de transporte urbano, extendidas al doble en tamaño, como coloridos gusanos que succionan y expelen gente en cada parada, no le piden nada a las de ciudad de México o Guadalajara, en la incomodidad de pasajeros entrando y saliendo, con bolsas, maletas, mochilas y hasta mascotas. Y esto, que tiempo atrás no se veía, ahora es cosa de todos los días en las grandes ciudades donde las distancias entre zonas habitacionales y centros comerciales se mide en millas. La razón de esto la encuentra el paciente lector en el alza acelerada de los precios de las gasolinas.

 

Así, aunque para buena parte de la población estadounidense, el costo de la gasolina continua sin afectar seriamente su nivel de vida, para un amplio sector de empleados, trabajadores manuales, estudiantes, pensionados, deshabilitados, enfermos, inmigrantes legales e ilegales recién llegados y al segmento de lo que yo llamo “los inempleables”, por supuesto que los galones de combustible a precios mayores de cuatro dólares, si les afecta.

 

Opacado por los temas de la sucesión presidencial y las catástrofes diarias que la prensa y la televisión norteamericana se deleitan en dar seguimiento, el asunto del alza en los energéticos no es algo que les quite el sueño, aun cuando sus efectos en el modo de vida americano ya están siendo evidentes.

 

Pero con crisis o sin crisis energética el espíritu empresarial de este gran país continúa vigoroso y floreciente. No deja de maravillarme cada vez que visito un atractivo turístico aquí en Estados Unidos, la forma increíble que tienen los gringos para levantar carretonadas de dólares sea con las maravillas con que la naturaleza doto a esta parte del globo terráqueo sea con las obras que ellos mismos han construido.

 

Al observar como la gente reacciona, allá en lo alto de la Aguja Espacial, símbolo de esta ciudad, cuando la anfitriona menciona al millonario Billy Gates, me inquieta sobremanera la abismal diferencia entre él y nuestro hombre más rico del mundo el monopolista Carlos Slim, que de slim no tiene nada. Al respecto, dice un conocido peruano a quien casualmente me encuentro en esta ciudad, que si Slim Helu tratara de hacer sus negocios aquí en Estados Unidos, no nada mas no sería el hombre mas rico del planeta sino que lo mas probable es que estaría encarcelado. No cuesta mucho trabajo estar de acuerdo con él.

 

Aquí al norte de los Estados Unidos, a unos cuantos kilómetros de la frontera con Canadá, el verano da a sus habitantes oportunidades que el largo invierno no ofrece y por ello la intensidad de la vida se multiplica, sea que se trate de actividades productivas sea que se trate de turismo, deporte, placer o entretenimiento.

 

Con el agradable sabor de la noticia de que el ejercito colombiano recupero inteligentemente a 15 de los mas de 700 rehenes en poder de esa aberración histórica e ideológica denominada FARC, nos disponemos a surcar el espacio aéreo hacia Canadá para disfrutar de un modo de vida muy diferente al que estamos acostumbrados en México.

 

Un México en poder de pandillas. Pandillas que se reparten a sus anchas el botín, mientras que la gente continua prendida a la televisión y a los teléfonos celulares, engrosando, por cierto, peso tras peso, las fortunas fabulosas de nuestros monopolistas y políticos.

 



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Me resulta muy difícil votar por alguien que va a tener poder sobre mí.

Norm Macdonald
Entrar
Encuesta de la semana
De enero a junio las remesas enviadas a México sumaron 19,074 millones de dólares, esto es 10.55% más que el mismo período del 2019. Este ingreso se ha convertido en el principal apoyo para millones de familias dado el contexto que enfrentamos, pero sabemos que en todo el mundo la emergencia está lejos de terminar, ¿qué esperar de las remesas para el segundo semestre?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• Cabildeo e incertidumbre en EU
Arturo Damm
• ¿Tocamos fondo?
Arturo Damm
• El mundo del trabajo
Arturo Damm
• Consejo Fiscal
Rodrigo Hernández
• ¿Es México capitalista?
Arturo Damm
• Cuestión de lógica