MARTES, 16 DE DICIEMBRE DE 2008
La hormiga noruega y la cigarra mexicana

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Isaac Katz
• Viejos pobres (II)

Arturo Damm
• Antineoliberalismo, ¿la solución?

Víctor Hugo Becerra
• No es feminicidio, es falta de Estado de Derecho

Arturo Damm
• Neoliberalismo, ¿culpable?

Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (II)

Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Ricardo Medina







““Es que México no es Noruega” se dirá como justificación. Es cierto, ya lo habíamos notado. ¡Qué vergüenza!”


Noruega es uno los países mejor preparados del mundo para hacer frente a la recesión global gracias a su fondo soberano de riqueza petrolera que hoy suma alrededor de 332 mil millones de dólares.

 

La crisis ha sorprendido a Noruega tras un periodo de cuatro años de fuerte y sólido crecimiento económico (tasa promedio de crecimiento real del PIB de 5% anual en los últimos cuatro años) y con un fondo soberano proveniente de los ingresos petroleros que es el segundo más cuantioso del orbe, sólo superado por el fondo petrolero de Abu Dhabi.

 

De esta forma, Jens Stoltenberger, primer ministro de Noruega, ha anticipado que se instrumentará un paquete fiscal en el presupuesto que estimulará el crecimiento durante 2009 en alrededor de 0.7% del PIB. Un estímulo fiscal anticíclico que NO genera déficit alguno en las cuentas públicas.

 

En contraste, Estados Unidos, España, México, entre otras muchas naciones, han anunciado paquetes de gasto público contra la recesión que generan o incrementan el déficit fiscal y, a la postre, provocarán presiones inflacionarias y reducirán aún más el crédito disponible para la inversión privada en sus respectivos países.

 

Por eso, para Noruega –que no pertenece a la Unión Europea- las perspectivas son hoy mucho menos sombrías. Se espera que el crecimiento real del PIB en 2009 será de 1.5% (cuando la mayoría espera caídas o, en el mejor de los casos, un estancamiento) y que la tasa de desempleo se incremente del actual 2% al doble: 4 por ciento. Envidiable.

 

Cada vez que tuvo oportunidad el anterior Secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, mencionó a los legisladores mexicanos el ejemplo de Noruega e invitó a reconsiderar el uso de los llamados “excedentes” petroleros. Esa prédica cayó en el desierto. Ya se sabe que buena parte de esos “excedentes” petroleros –especialmente en el caso de estados y municipios-, terminaron financiando la compra de flotillas de ostentosos e ineficientes vehículos de General Motors, Ford y Chrysler. ¿Sería nuestro granito de arena para tratar de rescatar anticipada e inútilmente a las “tres grandes” armadoras estadounidenses?

• Política fiscal

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus