VIERNES, 6 DE MARZO DE 2009
El precio, la demanda y la oferta del dólar

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)

Arturo Damm
• Contubernio entre poderes

Víctor Hugo Becerra
• México: País de esclavos

Arturo Damm
• Los dos poderes

Manuel Suárez Mier
• Hacia la elección de 2020 en EU


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Ricardo Medina







“Porque los precios libres sí funcionan, el peso se apreciará.”


No hay fundamento alguno para las histerias. El tipo de cambio es un precio como cualquier otro en un mercado de demandantes y oferentes; en ocasiones el precio se dispara de más, pero lo maravilloso de los sistemas de precios libres es que, al ser también sistemas de información oportuna abiertos a todos, tienen una admirable capacidad para corregir rápidamente sus excesos.

 

Si uno ve las cifras de comercio exterior de México desde que estalló lo más agudo de esta crisis (septiembre de 2008) hasta los últimos datos disponibles (enero de 2009), sólo puede maravillarse de lo eficientes que son los mercados.

 

En México, como en todo el mundo, esta crisis encogió brutalmente los flujos de comercio exterior. En septiembre de 2008 la totalidad de importaciones y exportaciones mexicanas tuvo un valor de 53,139.7 millones de dólares; para enero de 2009 el comercio exterior de México ya se había encogido 39% y sólo totalizó, según las cifras oportunas del INEG, 32,020.6 millones de dólares. En cinco meses el comercio exterior mensual  de México se encogió más de 21 mil millones de dólares.

 

Enero de 2009 nos “regresó” a los niveles del comercio exterior de 2004. El comercio exterior del primer mes de este año fue 22.3% menor que la media mensual de todo el periodo enero 2004-enero 2009.

 

Atención: Lo mismo han caído las exportaciones que las importaciones (las primeras han caído 39% y las segundas han caído 67%; en dólares), por eso el déficit comercial mensual de enero fue 46% menor que el déficit comercial de septiembre.

 

¿Problemas en la cuenta corriente?, no los habrá, en lo absoluto, mientras dejemos que el tipo de cambio sea la variable de ajuste, como lo ha sido.

 

Datos adicionales: en septiembre de 2008 el tipo de cambio promedio fue de 10.64 pesos por dólar, en enero de 2009 fue de 13.89 pesos por dólar. Depreciación de 30.5 por ciento.

 

Dada la velocidad del mercado para ajustarse a los cambios en las condiciones de la economía, es claro que un tipo de cambio de 15 pesos o más por dólar disminuiría aún más el déficit comercial de cada mes y eventualmente generaría un superávit. Pero antes de que eso suceda, lo corregirá el propio mercado por la vía del precio: El dólar arriba de 15 pesos simple y sencillamente se ve demasiado caro para sostenerse. ¿Quieren apostar? Ahí está el mercado.

• Tipo de cambio

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus