MIÉRCOLES, 18 DE ENERO DE 2006
¿Se puede frenar a la piratería?

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“La barrera infranqueable del ejercicio de los derechos de cada cual deben ser los derechos de los demás, que nos imponen el deber de respetarlos, deber que debemos asumir libremente. El que no todos estén dispuestos a asumirlo es la razón de ser del Estado.”
Félix de Jesús


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• El Estado ha iniciado su putrefacción

Arturo Damm
• ¿Desconfianza = desilusión?

Isaac Katz
• Protección de los derechos de propiedad

Arturo Damm
• Causa objetiva, razón subjetiva

Víctor Hugo Becerra
• Lula sigue siendo un ladrón

Arturo Damm
• Menor bienestar

Victor H. Becerra y Miguel A. Cervantes
• México aún necesita más, mucho más libre comercio


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Artemio Estrella







“Con el fenómeno de Free Music, se espera que el mundo de la música y el cine despegue, y nazcan exponentes artísticos de muchísimo mayor valor que los actuales.”


Es difícil tratar el tema de la piratería, más en ámbitos como el cine y la música

Es difícil tratar el tema de la piratería, más en ámbitos como el cine y la música. Hay un gran segmento de la población mundial que ve con malos ojos el enriquecimiento de los industriales de la música y el cine en dvd; por otro lado, están los que apoyan a la industria, con el argumento de que sus ganancias son totalmente legales porque satisfacen un mercado, y es necesario combatir a la piratería para que siga manteniéndose esta industria, de la que viven muchas personas.

 

Por eso yo lanzo la pregunta: ¿se puede frenar a la piratería? La respuesta es muy sencilla y es un rotundo NO. Nadie puede evitar que alguien cante una canción con su propia voz y si alguien lo intentara, de qué manera se pudiera evitar que millones de personas cantaran una canción con su propia voz.

 

La tecnología se ha desarrollado a tal grado, que la más alta tecnología ya está al alcance de casi cualquier persona en el mundo. Hace cincuenta años o más, producir un disco de vinil de audio era sumamente costoso, sin embargo hubo mercado que comenzó a darle valor a esto y así nació una industria.

 

Conforme pasaron los años, la tecnología fue avanzando y con ello los precios se volvieron más accesibles, solo que surgió un fenómeno: los exponentes musicales y cantantes comenzaron a encarecerse, los industriales de la música fueron pagando contratos cada vez más altos para retener a sus productos comerciales y el mercado fue capaz de absorber el costo.

 

Y es aquí donde salta la pregunta de los que apoyan a la piratería, ¿qué no se está pagando demasiado por un mismo producto? Y es que las proporciones han cambiado, antes eran pocos los que tenían el equipo para poder apreciar buena música, hoy día es mucho más gente la que tiene equipos de audio y video, que participa en el pago de músicos, cantantes y actores con precios demasiado inflados. Porque hay que reconocer, que ya no es caro producir un disco de audio o una película en DVD.

 

Soy un gran crítico de las personas que se quejan de la riqueza de los empresarios, generalmente la queja está más relacionada con la envidia, que con un argumento racional. En este caso, yo no me quejo de la riqueza lícita de los empresarios de la música y el cine, ni de los cantantes, músicos y actores; mi argumento, es que ya fueron rebasados por la tecnología y no hay un valor tangible en su oferta.

 

La industria del cine y la música, tienen que hacer algo para salir al paso; ya sea que se desarrolle una tecnología tal, que vuelva ser atractivo seguir adquiriendo sus productos o que vean la realidad y bajen los costos de sus productos. Claro, con esto tendríamos actores, músicos y cantantes con menos billetes en sus carteras, los industriales seguirían amasando fortunas que para nada envidio y la gente seguiría disfrutando de buena música y buen cine.

 

De hecho, hay grupos, que cada vez están tomando mayor fuerza, que defienden el movimiento de Free Music o Música Libre, que no necesariamente significa que sea gratis. Este movimiento aboga porque exista la libertad de la distribución de la música y el cine (usando el Internet), y sólo cobrar por lo verdaderamente tangible: los CD, DVD, salas de cine, conciertos. La venta de CD y DVD bajarían tanto de precio, que los vendedores piratas se quedarían sin negocio. Los centros comerciales volverían a tomar el poder de las ventas, claro, si hay un valor agregado en sus productos. Otra opción sería, que las disqueras y las casas de cine cobraran por bajar cine y música a alta velocidad desde Internet (aquí tenemos a exponentes como Apple, Google, Yahoo, entre otros) y que sólo cobren por el costo del ancho de banda.

 

Con el fenómeno de Free Music, se espera que el mundo de la música y el cine despegue, y nazcan exponentes artísticos de muchísimo mayor valor que los actuales. El mundo está cambiando y no hay que aferrarnos al pasado, debemos sobrevivir.

 


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus