Jaque Mate
Jul 29, 2009
Sergio Sarmiento

Dedazo en el PAN

El Partido Acción Nacional sigue siendo una organización política muy cerrada. El verdadero jefe, la cabeza real del partido, vive en la residencia presidencial.

Germán Martínez Cázares tomó la decisión de renunciar a la presidencia nacional del PAN debido a los decepcionantes resultados del partido en las elecciones del 5 de julio. El líder panista, sin embargo, primero acudió a Los Pinos y luego dio a conocer públicamente su decisión. Con esto subrayó que su verdadero jefe, la cabeza real del partido, vive en la residencia presidencial.

 

Hoy se ha iniciado un proceso para elegir a un nuevo presidente del PAN. Como ocurrió cuando Martínez Cázares buscó la presidencia de la organización, en esta ocasión también hay un solo candidato, el diputado electo César Nava, quien tiene el respaldo del presidente de la república.

 

El Partido Acción Nacional sigue siendo una organización política muy cerrada en su elección de dirigentes. Solamente 370 consejeros nacionales participarán en el proceso para seleccionar al nuevo presidente del partido. Estos consejeros están escogiendo a un dirigente con facultades muy importantes. El presidente del PAN no sólo maneja cientos de millones de pesos al año de dinero público sino que, al contrario de lo que sucede en el PRI y el PRD, cuyos legisladores escogen a los dirigentes de sus bancadas, en el PAN es el presidente del partido el que decide quiénes serán los coordinadores parlamentarios.

 

Con Germán Martínez esta prerrogativa se empleó para fortalecer el control del presidente Felipe Calderón sobre la bancada del PAN. En particular Santiago Creel, quien resultaba un coordinador incómodo para el mandatario en el Senado, fue reemplazado por Gustavo Madero.

 

Si el presidente de la república se inclinó por Germán Martínez cuando éste contendió por la presidencia nacional del PAN, hoy está haciendo lo mismo con el diputado electo César Nava. Se ha montado en su contra, sin embargo, un movimiento de un grupo de panistas distinguidos, entre los que se cuentan el ex presidente nacional del partido Manuel Espino y el senador Creel. En una entrevista Creel me dice que el problema no es Nava, sino que se esté tomando la decisión de escoger a un nuevo presidente nacional del partido sin reflexionar primero sobre qué tipo de presidente requeriría el PAN. Creel también argumenta que todos los panistas deberían tener la posibilidad de votar en la elección del presidente del partido y no sólo los 370 consejeros nacionales que conforman la cúpula de la organización.

 

No parece haber indicios de que la rebelión contra la elección de César Nava vaya a lograr gran cosa. Para empezar, ninguno de los distinguidos militantes que elevaron su voz de protesta en contra del proceso ha estado dispuesto a contender contra Nava. El PAN es un partido de una gran disciplina interna y el presidente Calderón claramente ha tomado medidas para controlar todos los mecanismos del partido. No quiere el mandatario revivir los tiempos en que un presidente del partido, Manuel Espino, no trabajaba de común acuerdo con él. Por eso ha decidido recurrir, por segunda vez consecutiva, a un dedazo para definir al presidente del partido.

• PAN


Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• ¿Qué sigue a la crisis económica?
Arturo Damm
• El reto
Rodrigo Hernández
• Analfabetismo económico mexicano
Arturo Damm
• Ackerman, ¿victimario?
Ricardo Valenzuela
• La economía cósmica
Arturo Damm
• Decrecimiento, preocupante