Práctica económica
Feb 1, 2006
Juan Carlos Leal

Mercantilismo, competitividad y corrupción

Los empresarios mexicanos siguen pensando que los problemas se solucionan pidiendo al gobierno y no actuando para evitarlos.

México pierde cada día competitividad y se sabe que el problema es que nos hemos atraso en las reformas, que otros países sí han realizado. Y ahora se usa que cualquiera puede hacer declaraciones al respecto, en días recientes los gasolineros alegaron que no pueden aceptar el cargo por transferencias electrónicas para la deducibildad de combustibles por que su comisión es muy baja, de 5.7 por ciento; otro empresario dijo “Oxxo tendría utilidades 40 por ciento superiores si no fuera por las tarifas energía tan altas”, otros dijeron que hay problemas con la burocracia y otros que por el problema de la corrupción.

 

Pero analicemos detenidamente el primer dicho, las comisiones de 5.7 % sobre el total de lo vendido para los franquiciatarios de PEMEX son bajas, puede que sí lo sean comparadas con las comisiones de hasta 12% en el panorama internacional, pero en primera en México no hay libre competencia, hay sólo 7,000 estaciones y todas venden lo mismo y con la misma marca, es decir son un monopolio. Segundo, todos los estudios y la realidad indican que hay algo podrido en este mercado, se adulteran los combustibles, se surte menos cantidad, se cobra de más, entre otras linduras que hacen que en los hechos la comisión crezca. Lo que es impensable es que el propio PEMEX diga que su comisión es baja y por ello la va a subir para “asegurar” que sus franquiciatarios tengan una ganancia, como si fuéramos testigos de que se cierran gasolineras por ser incosteables. Los negocios implican riesgos y depende de una administración eficiente que sean competitivos, lo que vemos es complicidad por parte de la autoridades, es decir corrupción y en otro sentido una aversión al riesgo que hace que no haya empresarios sino meros rentistas.

 

La segunda afirmación es también de dimensiones escalofriantes, primero se trata de que los consumidores, sus clientes no contamos, pues una reducción de sus costos se traducen necesariamente en un aumento de sus ganancias, no en mejores precios para quien compra en esas tiendas. Segundo, quiere hacer competitivo al comercio nacional, que de entrada es un servicio que no puede ser exportado, a nos ser que se exporte el know how en forma de franquicia, es decir se trata de servicios no comerciables, esto es como decir que por los altos costos de la energía no se pueden establecer negocios en México, es un factor pero la realidad parece decir otra cosa, cada día hay más negocios de franquicias y es uno de los sectores que más crece en el país, o será que las cuentas no salen pues había que ver cómo es la estructura de costos de estos negocios en los que tradicionalmente los costos principales son por la renta de los locales y por los recursos humanos. Pero es clara la intención de estos comentarios: “rebajen las tarifas de energía para que podamos tener más utilidades”, como ya lo hicieron con el gas subsidiado.

 

Tercero, que hay burocracia es cierto y que los costos de operar o abrir un negocio en México son altos pero no se dice lo mismo cuando la burocracia es capturada para hacer regulaciones ad hoc para favorecer a empresarios específicos o industrias como el caso de los impuestos a fructosa de maíz, la multitud de norma oficiales de calidad, violando las leyes, que impiden la competencia externa e incluso interna, lo favores dados por funcionarios para no aplicar la ley, entre otros fines inconfesables para los que la burocracia que se critica si es útil, pues se trata de conseguir más ganancias y reducir la competencia. Esto es el ejemplo más claro de mercantilismo, incluso colonial que se sigue viviendo en México de la mano del poder, esto es corrupción, que es otro de los factores señalados, aquí la cosa es más difícil, pues es la corrupción una causa del atraso o una consecuencia de un sistema poco transparente que permite que la ley sea manipulada a favor de unos cuantos o lo que es lo mismo una gran intervención del Estado en la economía.

 

El problema parece más amplio que lo que tratamos de mostrar, pero una de las lecciones que debemos aprender es que mientras los empresarios mexicanos sigan pensando que los problemas se solucionan pidiendo al gobierno y no actuando para evitarlos pues el país seguirá postrado con una industria infantil y nada de innovación o independencia.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Más de 10,000 muertes por Covid-19 en México y la curva sigue en fase ascendente. El INEGI estima con su ETOE en 12 millones el número de personas que han perdido su trabajo, ¿se debe seguir manteniendo la economía cerrada?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• Futuro sombrío
Arturo Damm
• Empobrecimiento
Arturo Damm
• ¿Recuperación?
Ricardo Valenzuela
• El bien vs el mal
Arturo Damm
• 12.5 millones
Krishna Avendaño
• Desesperación en el imperio