Pesos y contrapesos
Nov 15, 2010
Arturo Damm

Corregir desequilibrios, ¿cómo? (I)

El superávit comercial de un país tiene como contrapeso el déficit de algún otro o, para decirlo de manera más contundente, la causa del superávit comercial de un país es el déficit de algún otro, y viceversa: la causa del déficit es el superávit.

Parece que el mundo, con China y Estados Unidos a la cabeza, se encamina a una guerra comercial, con el fin de corregir los desequilibrios que, en materia de balanza comercial, enfrentan algunos países, comenzando por Estados Unidos, desequilibrio que lleva el nombre de déficit comercial, consecuencia de que es más lo que se importa que lo que se exporta, efecto ello de que, las importaciones hacia los mercados estadounidenses, sobre todo las provenientes de China, resultan, en términos de dólares, relativamente baratas, al tiempo que las exportaciones de mercancías estadounidenses, sobre todo hacia los mercados chinos, resultan, en términos de yuanes, relativamente caras.

 

A los estadounidenses les resulta barato importar y caro exportar, y a los chinos caro importar y barato exportar, razón por la cual los estadounidenses importan más de lo que exportan, al tiempo que los chinos exportan más que lo que importan, lo cual quiere decir que el déficit comercial de los Estados Unidos tiene como contraparte el superávit comercial de China. El superávit comercial de un país tiene como  contrapeso el déficit de algún otro o, para decirlo de manera más contundente, la causa del superávit comercial de un país es el déficit de algún otro, y viceversa: la causa del déficit es el superávit.

 

¿Qué supone esta relación? Que la corrección del déficit comercial de X pasa, necesariamente, por la corrección del superávit comercial de Y, ya que no se puede eliminar el efecto (déficit comercial de X), sin eliminar su causa (superávit comercial de Y).

 

¿Cuál es el problema? Que X podrá querer eliminar su déficit, pero Y difícilmente querrá eliminar su superávit, lo cual puede dar lugar a la guerra comercial, que supondría un proteccionismo más agresivo por parte de X, mismo que implicaría desde la prohibición de importar ciertas mercancías desde Y, hasta gravar las mercancías importadas desde Y con elevados aranceles, todo lo cual iría en contra del bienestar de los consumidores de X, consumidores que son los principales perdedores en este tipo de guerras comerciales.

 

¿Qué es lo inevitable? La corrección del déficit comercial y, por ello, del superávit. ¿Y por qué es inevitable? Porque no ha habido, no hay, y no habrá, un país que pueda mantener, per secula seculorum, una balanza comercial superavitaria, menos cada vez más superavitaria, y mucho menos pretender nada más exportar sin nunca importar, y ello por una razón muy sencilla: exportaciones e importaciones son las caras de una misma moneda, de tal manera que no puede darse la una sin la otra, algo que los mercantilistas, comenzando por los gobernantes chinos, no acaban de entender: las exportaciones de X se pagan con las importaciones desde Y, de tal manera que si X quiere seguir exportando hacia Y debe importar desde Y, tema que tocaré en la próxima entrega, restando por ahora preguntar ¿por qué a los estadounidenses les resulta barato importar y caro exportar, y a los chinos caro importar y barato exportar? Por el dopaje cambiario practicado por los gobernantes chinos.

 

Continuará.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Más de 10,000 muertes por Covid-19 en México y la curva sigue en fase ascendente. El INEGI estima con su ETOE en 12 millones el número de personas que han perdido su trabajo, ¿se debe seguir manteniendo la economía cerrada?
Artículos recientes...
Arturo Damm
• ¿Recuperación?
Ricardo Valenzuela
• El bien vs el mal
Arturo Damm
• 12.5 millones
Krishna Avendaño
• Desesperación en el imperio
Arturo Damm
• Desconfianza