JUEVES, 13 DE ENERO DE 2011
¿Son sustentables y competitivas las actividades primarias del estado de Sonora? (I)

Según usted, ¿cómo le está yendo a la economía mexicana?
Muy bien
Bien
Regular
Mal
Muy mal



El punto sobre la i
“Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas, la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino, para decidir su propio camino.”
Viktor Frankl


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• La nueva ruta a la servidumbre

Asael Hernández
• Las palomas grises en Banxico

Arturo Damm
• Inflación

Ricardo Valenzuela
• ¿Democracia o Mercocracia?

Arturo Damm
• Comercio exterior, malas noticias

Isaac Katz
• La buena y las malas

Arturo Damm
• Algunos datos


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Edgar Piña







“El modelo de producción agrícola y ganadera del estado, a la luz de argumentos económicos, sociales y ecológicos, hace muchos años perdió su racionalidad, si es que acaso tuvo alguna.”


I. Planteamiento

El estado de Sonora adquirió a mediados del siglo pasado una especie de fama nacional que lo caracterizó como agrícola y ganadero.

Cobijado por o a la sombra de un régimen presidencial autoritario y paternalista, bajo la racionalidad de un discurso revolucionario y nacionalista, se generó un modelo de explotación agrícola y ganadera que representó la mayor proporción del producto interno por algunas décadas, posibilitó el crecimiento urbano y un dinamismo moderado de la agroindustria en la franja costera, principalmente.

Este modelo de producción, llevado a la condición de mito por las mismas políticas que lo apuntalaban, facilitó también la formación y concentración en pocas familias de respetables capitales, cuyo destino de inversión siempre ha sido un misterio y que no ha sido en el propio sector a juzgar por lo que es visible.

Si bien en sus mejores tiempos este modelo de producción agrícola y ganadera, fue la base -junto a otros sectores igualmente estratégicos como la pesca y la minería, y más recientemente la acuacultura-, para construir el Sonora urbano, industrial y de servicios que es hoy, al paso de los años esta forma de producir ha demostrado su incapacidad de ofrecer al resto de la economía los impulsos necesarios para agregar valor a nuestras mercancías y servicios, aprovechar el capital humano, tecnológico y financiero disponible y colocarse en posición competitiva en los mercados globales.

No obstante ser vecinos del suroeste de los Estados Unidos y con casi 600 kilómetros de frontera con Arizona, la vinculación económica con nuestros vecinos está muy alejada de su potencial, siendo lo más significativo de la relación las importaciones y exportaciones de la industria maquiladora y el consumo de los sonorenses en los centros comerciales del sur de dicho estado.

Por su parte los agricultores de Sonora, exportan volúmenes importantes de productos agrícolas, en presentaciones a granel y sin ningún valor agregado, mientras que los ganaderos son fundamentalmente exportadores de becerros, lo cual significa exactamente lo mismo, es decir, que no son capaces de diseñar y aplicar competitivamente las estrategias indicadas para integrarse con la industria y los servicios y agregar así valor al esfuerzo productivo.

Continuará...

• Economía regional

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus