Hablando en plata
Nov 18, 2011
Luis Pazos

Politización de la lucha contra el crimen

Es difícil vencer la inseguridad, cuando hay partidos y niveles de gobierno que le apuestan a que continúe para ganar elecciones.

Politizar la lucha contra el crimen implica que a varios políticos y partidos no les interesa ganar esa lucha, sino buscar votos a su costa. Ha sido tal la politización, que se ha puesto en duda hasta las funciones más elementales de un gobierno civilizado, que es mantener la paz, el Estado de Derecho, detener y castigar a quienes violen la ley.

Para responsabilizar ante la ciudadanía al partido que gobierna a nivel federal, con miras a la elección del 2012, algunos partidos de oposición se cruzaron de brazos ante el crimen en los estados donde gobiernan.

Esa posición da dividendos, pues para muchos mexicanos todavía el Presidente de la República decide, como en el siglo pasado, quiénes van a ser gobernadores, diputados y alcaldes, y les dice a los jueces cómo deben impartir justicia y, por lo tanto, el Presidente es, bajo esa visión obsoleta, el único responsable de lo que pasa en todo el país.

La mayoría de delitos que se cometen a lo largo y ancho de la República son del fuero común, es decir, responsabilidad de gobernadores y alcaldes, quienes tienen a su disposición más policías que todos los elementos del Ejército, la Marina y la Policía Federal juntos.

En muchos estados y municipios los recursos para seguridad no se ejercen totalmente y muchos de sus policías, más que combatir al crimen, se convirtieron en los llamados “halcones”, que les avisan a los criminales de los movimientos del Ejército y la Marina.

A pesar de ser el Gobierno Federal el que ha detenido a más criminales, los partidos de oposición bajo una óptica de llegar o regresar a la presidencia en el 2012, además de permitir la proliferación del crimen organizado donde gobiernan, se han dedicado a criticar la lucha contra el crimen sin proponer soluciones. Además, en el Congreso esos partidos han obstaculizado la aprobación de iniciativas para combatirlo con mayor eficiencia. Es difícil vencer la inseguridad, cuando hay partidos y niveles de gobierno que le apuestan a que continúe para ganar elecciones.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Los dos enemigos del pueblo son los criminales y el gobierno. Atemos al segundo con las cadenas de la Constitución para que no se convierta en la versión legalizada del primero.

Thomas Jefferson
Entrar
Encuesta de la semana
Simpatizantes de FRENAAA comenzaron un plantón en la CDMX pidiendo la renuncia de López Obrador. Ricardo Anaya anunció su regreso a la vida pública. Margarita Zavala impugnó la decisión del INE de no darle el registro como partido político a “México Libre”. ¿Qué tipo de oposición se requiere si se desea quitar a Morena la mayoría en el Congreso?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• El gran engaño del mundo
Manuel Suárez Mier
• Suprema Corte y elecciones en EU
Arturo Damm
• Estado de chueco
Asael Polo Hernández
• La necesidad de las quiebras empresariales
Arturo Damm
• Ahorro
Arturo Damm
• Del gasto gubernamental