VIERNES, 18 DE ENERO DE 2013
Inflación cero, ¿Por qué no?

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Después de la pandemia, a resolver la crisis económica

Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos

Arturo Damm
• Domingo, día clave

Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Por qué el Banco de México no tiene, como meta de inflación, cero por ciento?”


Comienzo por los datos: de 2001 a 2012, la inflación anual fue, respectivamente, la siguiente: 4.40 por ciento; 5.70; 3.98; 5.19; 3.33; 4.05; 3.76; 6.53; 3.57; 4.40; 3.82 y 3.57 puntos porcentuales, lo cual da un promedio anual del 4.36 por ciento y una inflación acumulada, en los doce primeros años del siglo XXI, del 66.8 por ciento, lo cual quiere decir que, a finales del 2012, un peso compró solamente el 33.2 por ciento de los bienes y servicios que compró al inicio del año 2001.

¿Qué quiere decir lo anterior? Que el Banco de México no está cumpliendo, ni con las metas de inflación que él mismo se fija, ni con el mandato que la Constitución le impone. Comienzo por esto último. Leemos, en el párrafo sexto del artículo 28 constitucional, que “el Estado tendrá un banco central que será autónomo en el ejercicio de sus funciones y en su administración, (y cuyo) objetivo prioritario será procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional”, estabilidad del poder adquisitivo del peso que se logra con inflación de cero por ciento (otro asunto es que se pueda lograr cero por ciento de inflación, lo cual no debe ser pretexto, ¿o sí?, para fijar como meta una inflación del cero por ciento).

Continúo con el tema de la meta de inflación. Las autoridades monetarias llevan todo el Siglo XXI fijando una meta de inflación del 3 por ciento, más menos un punto porcentual de margen de error, meta contra la cual hay que calificar los resultados obtenidos, mismos que, así calificados, dejan que desear, todo lo cual se resume en la siguiente afirmación: dada, del 2001 al 2012, una inflación promedio anual del 4.4 por ciento, el Banco de México no ha cumplido. De los doce años transcurridos del 2001 al 2012 solamente en seis (2003, 2005, 2007, 2009, 2011 y 2012) se cumplió la meta de inflación, ¡únicamente en el 50 por ciento de los casos!

Más allá de la pregunta de si es correcto que las mismas autoridades monetarias se fijen la meta de inflación, y de si es correcto que no haya algún tipo de sanción por el incumplimiento de la misma, la pregunta realmente pertinente es si, dado que la función de cualquier banco central es preservar el poder adquisitivo de la moneda, lo cual supone inflación del cero por ciento, es correcto que el Banco de México tenga metas de inflación, es decir, objetivos relacionados con el alza del índice de precios. ¿Lo es? No, motivo por el cual pregunto lo siguiente: ¿por qué el Banco de México no tiene, como meta de inflación, cero por ciento?, subrayando lo ya escrito: otro asunto es que se pueda lograr, lo cual no debe ser pretexto para no fijarla. ¿O sí?

En los últimos años la inflación ha sido relativamente baja (bueno) y relativamente estable (bueno), pero sigue siendo inflación (malo), razón por la cual pregunto: meta de inflación de cero por ciento, ¿por qué no?

• Inflación / Política monetaria

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus