JUEVES, 28 DE FEBRERO DE 2013
Reforma educativa ¿contra los maestros?

La decisión de López Obrador de liberar al hijo del "Chapo" Guzmán recién capturado fue...
Un acierto
Un error
No sé



El punto sobre la i
“Todo gobierno, por supuesto, va contra la Libertad.”
H.L. Menken


Más artículos...
Roberto Salinas
• Populismo en América Latina

Arturo Damm
• Narcotráfico (III)

Arturo Damm
• Narcotráfico (II)

Víctor Hugo Becerra
• México: Del Estado fallido al Estado vencido

Arturo Damm
• Narcotráfico (I)

Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Luis Pazos







“No es posible que México progrese estructuralmente cuando su sistema educativo está secuestrado por un gremio que cree tener más poder que el gobierno, que vende plazas y su apoyo a los principales partidos políticos.”


La Reforma Educativa consolidada por el actual Gobierno Federal es tachada por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) como un cambio que va contra los maestros. ¡Falso!, no confundamos a los maestros con un sindicato que ha tenido, hasta antes de la reforma, el monopolio de vender y repartir plazas, sin importar la capacidad de quienes las reciben.

Muchos de los maestros están descontentos con su sindicato, pues los utilizan políticamente y mangonean a su arbitrio, pero callan, pues tienen miedo de que cualquier protesta contra los dirigentes signifique la pérdida de su plaza o ser trasladados a un poblado lejos de su casa.

La dirigencia del SNTE perdió control de las secciones de Oaxaca y Michoacán, que las han tomado extremistas, a quienes utilizan como espantajo. Dicen que es mejor el SNTE de la “maestra” que los vándalos de Oaxaca y Michoacán, que siempre están en huelga y cerrando vías de comunicación. El sindicato de la “maestra”, afirman sus defensores, da clases y no estalla huelgas, a cambio solo pide lo dejen seguir con el negocio de las plazas, que unos 20,000 maestros comisionados por el sindicato no den clases y reciban sueldo, que no les pidan cuentas y no condicionen plazas a resultados de exámenes.

Uno de los cambios incluidos en la Reforma educativa es la evaluación obligatoria de los maestros, fundamental en todos los sistemas educativos del mundo. Esa evaluación perjudica al sindicato pues implica que ya no decidirán los líderes quiénes ocuparán las plazas o suban en el escalafón, sino los resultados de los exámenes que tienen que pasar.

El SNTE agrupa aproximadamente a 1.2 millones de maestros. Manejó cerca de 13,000 millones de pesos en los 6 años de la administración anterior, sin dar cuentas claras ni a maestros, ni al gobierno, ni a la ciudadanía, que con sus impuestos aportaron ese dinero. (Ver datos en la página 104 del libro Reformas estructurales).

No es posible que México progrese estructuralmente cuando su sistema educativo está secuestrado por un gremio que cree tener más poder que el gobierno, que vende plazas y su apoyo a los principales partidos políticos. Y lo que menos le importa, como lo demuestran los pobres resultados en las 4 últimas décadas en la educación básica, es la capacitación y superación de los maestros.

• Educación / Capital humano • Buscadores de rentas • Sindicatos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus