JUEVES, 25 DE ABRIL DE 2013
Reforma fiscal y progreso económico (VII)

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (I)

Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)

Arturo Damm
• Contubernio entre poderes

Víctor Hugo Becerra
• México: País de esclavos


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Qué sucede si, en vez de la misma tasa, se introduce una tasa progresiva, de tal manera que a mayor consumo mayor porcentaje de impuesto?”


Retomo, como punto de partida, el ejercicio de la última entrega.

Supongamos tres agentes económicos A, B y C. A genera tres mil pesos de ingreso, y lo gasta todo. B genera dos mil pesos y también lo gasta todo. C genera mil pesos y también lo gasta todo. Supongamos un impuesto a las ventas del 10 por ciento. ¿Cuánto pagan A, B y C? Trescientos, doscientos y cien pesos respectivamente. ¿Se cumple la propuesta de Videgaray de que pague más el que más ingreso genera y por lo tanto gasta más? Sí: A, que genera más ingreso que B y C, paga más impuestos que B y C. B, que genera más ingreso que C, paga más impuestos que C. Pero además hay que considerar lo siguiente. A gasta 1.5 veces más que B y, peso sobre peso, paga 1.5 veces más impuestos que B. A gasta tres veces más que C y, peso sobre peso, paga tres veces más impuestos que C. B gasta dos veces más que C y, peso sobre peso, paga dos veces más impuestos que C. Quien gasta más paga, ¡con proporcionalidad exacta!, más, lo cual es posible si se cobra la misma tasa (equidad) a todos.

¿Qué sucede si, en vez de la misma tasa, se introduce una tasa progresiva, de tal manera que a mayor consumo mayor porcentaje de impuesto? Veámoslo.

Supongamos que por el consumo entre uno y mil pesos la tasa del impuesto es del 10 por ciento; entre mil uno y dos mil del 20 por ciento, y entre dos mil uno y tres mil del 30 por ciento. Con esta tasa progresiva, peso sobre peso, ¿cuánto paga A? 600 pesos (100 por los primeros mil, 200 por los segundos, y 300 por los terceros). ¿Y B? 300 (100 por los primeros mil y 200 por los segundos). ¿Y C? 100. El resultado es injusto, porque ya no se cumple la proporcionalidad exacta. A gasta 1.5 veces más que B y peso sobre peso paga, de impuestos, dos veces más. A gasta tres veces más que C y peso sobre peso paga, de impuestos, seis veces más. B gasta dos veces más que C, y peso sobre peso paga, de impuestos, tres veces más.

Resumo. Con la misma tasa, si A gasta 1.5 veces más que B, y tres veces más que C, paga, peso sobre peso, 1.5 veces más que B y tres veces más que C. Con la misma tasa, si B gasta dos veces más que C, peso sobre peso paga dos veces más que C. Con tasa progresiva, si A gasta 1.5 veces más que B, y tres veces más que C, paga, peso sobre peso, dos veces más que B y seis veces más que C. Con tasa progresiva, si B gasta dos veces más que C, peso sobre peso paga tres veces más que C. ¿Justo?

Cuando Videgaray propone que pague más el que más tiene, ¿tiene en mente una tasa progresiva? Seguramente.

Continuará.

• Reforma fiscal • Política fiscal • Impuestos • Serie: Reforma fiscal y progreso económico

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus