VIERNES, 11 DE ABRIL DE 2014
Preferencias reveladas

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• No es feminicidio, es falta de Estado de Derecho

Arturo Damm
• Neoliberalismo, ¿culpable?

Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (II)

Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (I)

Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“La teoría de las preferencias reveladas afirma (en interpretación libre de mi parte) que más que oír lo que las personas dicen hay que ver lo que hacen.”


La teoría de las preferencias reveladas afirma (en interpretación libre de mi parte) que más que oír lo que las personas dicen hay que ver lo que hacen, porque lo que hacen revela, mucho mejor de lo que dicen, sus verdaderas preferencias, teoría de las preferencias reveladas que puede aplicarse a los agentes económicos, en general, y a los empresarios, en particular.

Este asunto de la teoría de las preferencias reveladas viene a cuento porque hace dos Pesos y Contrapesos comenté el Indicador de Confianza Empresarial y apunté que, en enero, el índice promedio de confianza de los empresarios se ubicó en 50.7 unidades (50.6 en diciembre), que subió a 52.5 en febrero y a 52.9 en marzo, sumando tres meses consecutivos con la confianza de los empresarios a la alza, y pregunté si, dada la relación a mayor confianza más inversiones directas, podemos esperar un mayor crecimiento en las inversiones directas.

En el último Pesos y Contrapesos analicé el comportamiento de la inversión fija bruta durante el primer mes del año, y señalé que en enero del 2012 la inversión fija bruta creció, en términos anualizados, 4.3 por ciento; que un año después, en enero del 2013, creció solamente 0.5 por ciento, y que en enero pasado decreció 2.4 por ciento, pese al aumento en la confianza de los empresarios, que no se tradujo, en el primer mes del año, en un aumento en la inversión fija bruta, que es la que se realiza en instalaciones, maquinaria y equipo, proporcionando la infraestructura física que hace posible los procesos de producción de los bienes y servicios: provee las instalaciones en las cuales se lleva a cabo la producción, y suministra la maquinaria y el equipo con los cuales se realiza la producción.

El Indicador de Confianza Empresarial se elabora a partir de las respuestas a estas cinco preguntas: ¿es el actual un momento adecuado para invertir?; ¿la situación económica presente del país es igual, mejor o peor que en el pasado reciente?; ¿la situación económica presente de la empresa es igual, mejor o peor que en el pasado reciente?; ¿la situación económica futura del país se prevé igual, mejor o peor que hoy?; ¿la situación económica futura de la empresa se prevé igual, mejor o peor que hoy?

El índice promedio de confianza empresarial, con relación a la primera pregunta, se ubicó en 34.1 unidades en diciembre; en 33.7 en enero; en 37.1 en febrero, y en 38.3 en marzo, de tal manera que enero se consideró, con relación a diciembre, un peor momento para invertir, y tal vez ello explique los resultados en materia de inversión fija bruta en enero.

El Indicador de Confianza Empresarial es una herramienta importante para el análisis, pero más lo son los datos relacionados con la inversión fija bruta, resultado, no de lo que los empresarios dicen al responder la encuesta, sino de lo que hacen a la hora de invertir, inversión que refleja su verdadero punto de vista en torno al entorno económico.

• Empleo • Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus