VIERNES, 13 DE FEBRERO DE 2015
Desempleo: cediendo, pero no lo suficiente

¿A usted le parece buena idea desperdigar el gobierno?
No
No sé



“El libertarismo, entonces, no es una filosofía de vida. No tiene la pretensión de indicar cómo la humanidad puede vivir mejor. No traza fronteras entre lo oportuno y lo inoportuno.”
Walter Block

Arturo Damm







“¿Cómo andamos en materia de empleo?”


El desempeño de una economía debe medirse a nivel de la economía familiar, y a ese nivel las variables importantes son: empleo (¿hay para todos?), ingreso (¿es suficiente, inclusive para ahorrar?), consumo (¿alcanza para satisfacer, por lo menos, las necesidades básicas?) y poder adquisitivo (el dinero, ¿preserva su poder de compra?). De estas variables la más importante es el empleo: sin empleo no hay ingreso, sin ingreso no hay consumo, y mucho menos ahorro, y sin ingreso de poco importa el poder adquisitivo del dinero. ¿Cómo andamos en materia de empleo?

El año pasado la tasa de desempleo en México fue del 4.83 por ciento de la población económicamente activa, integrada por todos los mexicanos, hombres y mujeres, mayores de 15 años, que buscan trabajo: si lo encuentran se vuelven población ocupada; si no lo encuentran, y siguen buscando, son población desocupada. Ese 4.83 por ciento, ¿fue mucho?, ¿poco? Comparemos: en 2012 fue 4.92 y 4.95 en 2013. En 2014 resultó menor, lo cual apuntó en la dirección correcta. Sin embargo…

Sin embargo, estamos lejos de recuperar la tasa de desempleo que tuvimos antes de la recesión del 2009, que inició el 15 de septiembre de 2008 con la quiebra de la compañía global de servicios financieros Lehman Brothers. En 2007 (antes de la recesión) la tasa de desempleo en México fue 3.65 por ciento de la población económicamente activa; 3.91 en 2008; 5.37 en 2009 (el año de la recesión); 5.32 en 2010; 5.20 en 2011; 4.92 en 2012; 4.95 en 2013 (el año del “atorón”), y 4.83 por ciento en 2014, lejos todavía de las tasas de desempleo anteriores a la recesión. En este renglón la recuperación (sobre todo si por tal entendemos volver a estar como estábamos antes de la recesión), sigue pendiente: en 2014 el desempleo resultó 32.33 por ciento mayor que en 2007, y no creo que en el mediano plazo, ¡mucho menos en el corto!, vayamos a recuperar aquella tasa de desempleo, menor al cuatro por ciento.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus