VIERNES, 21 DE ABRIL DE 2006
La "novedosa dialéctica" de la izquierda (II y final)

¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (II)

Asael Polo Hernández
• ¿Liquidar o estabilizar?

Arturo Damm
• Capitalismo de compadres (I)

Ricardo Valenzuela
• Mexicanos, ustedes no merecen ser libres

Arturo Damm
• Capitalismos

Isaac Katz
• Viejos pobres (I)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Ricardo Medina







“El segundo de los videos narra la historia de cómo el régimen de Hugo Chávez usó las listas de quienes votaron por la revocación de su mandato en el referéndum para amedrentar, amenazar y finalmente reprimir a los opositores. Linda idea de la democracia.”


A diferencia del video narrado ayer –que es material en bruto sin editar-, éste tiene edición y producción posterior ya que narra el proceso mediante el cual las listas del Referéndum Revocatorio (RR) fueron utilizadas por Chávez y por los “chavistas”, primero para amedrentar a quienes se opusieron a Chávez y más tarde para ejercer distintas formas de persecución y represión contra quienes votaron a favor del retiro de Chávez.

 

El video puede verse en el siguiente sitio de la red: http://www.elobservante.com.mx/index.php?id_block=post_view&id_post=348.

 

La “dialéctica” en el caso de esta historia es: “Si votas por la salida de Chávez, te consideraremos traidor y tendrás que atenerte a las consecuencias, en tu trabajo, en tu integridad profesional, moral y física”. Dada la mecánica del RR, diseñada así deliberadamente por el gobierno de Chávez, el voto no fue secreto, sino que toda la información derivada de la recolección de firmas de los ciudadanos se volvió pública, incluyendo todos los datos personales de cada ciudadano y, desde luego, cuál fue el sentido de su voto: Por la permanencia de Chávez o por la remoción del Presidente.

 

El video también recoge los testimonios de personas que perdieron su trabajo o sufrieron represalias por votar en contra de Chávez.

 

Cito literalmente la cambiante “dialéctica” de Chávez según las circunstancias, según le conviniera mostrarse conciliador y demócrata o intolerante y amenazador:

 

“El que firme contra Chávez –advierte el propio Hugo Chávez durante los días previos al RR, dando un golpe sobre el atril-, ahí quedará su nombre registrado para la historia, ¡porque va a tener que poner su nombre, su apellido, y su firma, y su número de cédula y su huella digital!”.

 

Muchos meses antes, cuando tenía poco tiempo de electo, Chávez prometió al pueblo venezolano: “Entonces a los primeros tres años, si ustedes ven en esos tres años que yo no he servido para nada, ustedes me pueden sacar con un referéndum”.

 

Pero el mismo líder veía “un poco distinto” las cosas cuando avanzaba el proceso del RR:

 

“Y en el supuesto que hagan ese referéndum y saquen el 90 por ciento de los votos, ¡yo no voy a renunciar!, ¡olvídense!”.

 

Vean el video y juzguen qué tan cerca o qué tan lejos estamos en México de escenarios similares. Por lo pronto, y no es un buen augurio, los campeones de la calumnia y el ataque gratuito se disfrazan de blancas ovejas y demandan que no se les calumnie… y el Supremo Consejo Conservador, en ciernes, avala a los campeones de la amenaza y de la calumnia y “protege” los “castos oídos” y las “débiles mentes” de los electores. ¿La libertad de expresión? ¡Bien, gracias!


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus