VIERNES, 12 DE JUNIO DE 2015
Socialismo y economía

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“Los pobres nos facilitan el acceso al Cielo. Ya desde ahora son el tesoro de la Iglesia. Nos muestran la riqueza que no se devalúa nunca, la que une la Tierra y el Cielo, y por la que verdaderamente vale la pena vivir: el amor.”
Papa Francisco


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¡Peligra la economía de mercado!

Arturo Damm
• Guardar la Constitución

Luis Pazos
• México en el Índice de Progreso Social

Arturo Damm
• Economía y moral

Ricardo Valenzuela
• Moral, el árbol que da moras

Arturo Damm
• Reloj legislativo, artimaña

Víctor Hugo Becerra
• Bolivia: Cinco lecciones para México y América Latina


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Para tener la imagen completa hay que considerar que el PRI es esencialmente un partido de izquierda, afiliado a la Internacional Socialista, claramente a favor de la redistribución de la riqueza y, en mayor o menor medida, en contra de su creación .”


p>Ingredientes del progreso económico son el laissez faire (dejar hacer) y el laissez avoir (dejar poseer): dejar trabajar (para poder emprender, invertir, producir, distribuir, intercambiar y consumir) y dejar poseer el producto de ese trabajo (para poder consumirlo, ahorrarlo o invertirlo). La izquierda, en su versión comunista, está en contra del laissez faire y del laissez avoir. En su versión socialista acepta lo primero y rechaza lo segundo: está a favor de la redistribución del ingreso, de que el gobierno le quite a A, lo que es producto de su trabajo, para darle a B, lo que no es producto de su trabajo, lo cual, por violar el derecho de propiedad privada sobre el producto del trabajo, es injusto, y, por favorece la redistribución de la riqueza sobre su creación, ineficaz. ¿Qué tan atractivo resulta el socialismo para los mexicanos?

En las elecciones intermedias del 2009 los partidos socialistas (Partido de la Revolución Democrática, Partido del Trabajo y Convergencia) obtuvieron el 18.4 por ciento de los votos. En las elecciones pasadas consiguieron (Partido de la Revolución Democrática, Partido del Trabajo, Movimiento Ciudadano y Morena) el 29.7, lo cual significó un aumento del 61.4 por ciento a favor del socialismo.

Para tener la imagen completa hay que considerar que el PRI es esencialmente un partido de izquierda (accidentalmente ha sido muchas cosas, desde comunista hasta neoliberal), afiliado a la Internacional Socialista, claramente a favor de la redistribución de la riqueza (muestra de este gobierno: la cruzada nacional contra el hambre) y, en mayor o menor medida, en contra de su creación (muestra de este gobierno: la contrarreforma fiscal).

Si al 29.7 por ciento de votos que obtuvieron los partidos socialistas le sumamos el 29.0 por ciento que obtuvo el PRI el resultado es un 58.7 por ciento favorable al socialismo, a favor del laissez faire pero en contra del laissez avoir, posición contradictoria porque ambos son las dos caras de la misma moneda: dejar trabajar y, consecuencia lógica, dejar poseer el producto del trabajo.

• Socialismo • Problemas económicos de México • PRI

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus