MIÉRCOLES, 1 DE JULIO DE 2015
El efecto griego, ayer martes

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“Los pobres nos facilitan el acceso al Cielo. Ya desde ahora son el tesoro de la Iglesia. Nos muestran la riqueza que no se devalúa nunca, la que une la Tierra y el Cielo, y por la que verdaderamente vale la pena vivir: el amor.”
Papa Francisco


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¡Peligra la economía de mercado!

Arturo Damm
• Guardar la Constitución

Luis Pazos
• México en el Índice de Progreso Social

Arturo Damm
• Economía y moral

Ricardo Valenzuela
• Moral, el árbol que da moras

Arturo Damm
• Reloj legislativo, artimaña

Víctor Hugo Becerra
• Bolivia: Cinco lecciones para México y América Latina


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Podemos afirmar que en la economía mexicana se ha generado un “efecto contagio”?”


Cuando un país enfrenta problemas económicos como los que está enfrentando Grecia, es probable que los mismos ocasionen un “efecto contagio” en otras naciones, sobre todo en estos tiempos de globalización, en los que la información y los capitales van y vienen por el mundo como Pedro por su casa (aclaración: la culpa por el “efecto contagio” no es de la globalización sino de la irresponsabilidad fiscal de gobiernos como los de Grecia), “efecto contagio” que, ahora que la crisis griega ha entrado en fase crítica, podría aparecer en varias naciones, la nuestra incluida.

El “efecto contagio” se manifiesta, entre otras maneras, con devaluaciones y caídas en los mercados bursátiles. El lunes pasado el peso se devaluó 0.96 por ciento frente al dólar (devaluación dentro de lo normal) y la bolsa de valores perdió 1.88 por ciento (pérdida por arriba de lo normal), todo de acuerdo, en la tendencia pero no en la magnitud, con las consecuencias del “efecto contagio”. ¿Qué pasó ayer martes, día en el cual el gobierno griego anunció que no pagaría los 1.6 miles de millones de euros que, ayer, debería haber pagado al FMI?

Ayer martes la Bolsa Mexicana de Valores ganó 0.77 por ciento. Y con el tipo de cambio, ¿qué pasó? El interbancario a la compra pasó de 15.40 a 15.41, y a la venta de 16.00 a 16.01, lo cual significó una devaluación del 0.06 por ciento, prácticamente nada. ¿Efecto contagio? No, hasta el momento.

Además vale la pena analizar qué pasó ayer con las tasas de los Cetes, las que paga el gobierno a quien le presta dinero. A 28 días aumentó de 2.98 a 3.00 por ciento; a 91 lo hizo de 3.11 a 3.12; a 175 pasó de 3.26 a 3.27 por ciento. ¿Nerviosismo en el mercado crediticio gubernamental? No. ¿Indicios de algún contagio? No.

Hasta ahora, consecuencia de la crisis griega, ¿podemos afirmar que en la economía mexicana se ha generado un “efecto contagio”? No. ¿Seguiremos inmunes? Eso ya lo veremos.

• Globalización / Comercio internacional • Crisis / Economía internacional • Crisis europea

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus