LUNES, 26 DE SEPTIEMBRE DE 2016
Depreciación, puntos importantes (I)

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“Los pobres nos facilitan el acceso al Cielo. Ya desde ahora son el tesoro de la Iglesia. Nos muestran la riqueza que no se devalúa nunca, la que une la Tierra y el Cielo, y por la que verdaderamente vale la pena vivir: el amor.”
Papa Francisco


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¡Peligra la economía de mercado!

Arturo Damm
• Guardar la Constitución

Luis Pazos
• México en el Índice de Progreso Social

Arturo Damm
• Economía y moral

Ricardo Valenzuela
• Moral, el árbol que da moras

Arturo Damm
• Reloj legislativo, artimaña

Víctor Hugo Becerra
• Bolivia: Cinco lecciones para México y América Latina


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Depreciación y crisis cambiaria no es lo mismo. En México hemos tenido lo primero pero no lo segundo.”


La administración de Peña Nieto “heredó”, de la administración de Calderón, un tipo de cambio (tomo como referencia el FIX) de 12.93 pesos por dólar. El pasado viernes el tipo de cambio cerró en 19.72 pesos por dólar, lo cual dio como resultado, en el tiempo trascurrido del sexenio, una depreciación de 6.79 pesos, equivalente al 52.5 por ciento. En lo que va del año el tipo de cambio ha registrado 15 máximos históricos (nunca antes el dólar había estado tan caro), el último de ellos el pasado miércoles 21, en 19.84 pesos por dólar.

Mucho es lo que puede decirse respecto a la depreciación del peso frente al dólar, comenzando por lo relacionado con sus causas (desde la baja en el precio del petróleo, que a lo largo del sexenio ha sido considerable, hasta la incertidumbre con relación al futuro de las tasas de interés en los Estados Unidos, y la especulación cambiaria que ello provoca), siguiendo con lo referente a las medidas que la Comisión de Cambios puede tomar para intentar frenarla o revertirla (desde las subastas de dólares, que cuando se practicaron no resultaron muy eficaces, hasta el aumento en la Tasa de Interés Interbancaria, medida que tampoco ha resultado muy eficaz), hasta llegar al tema de sus posibles repercusiones en el resto de la economía (por ejemplo, en la inflación, que poco a poco repunta, o en el comercio exterior, sin un repunte fuerte en las exportaciones, como podría esperarse, ni una contracción significativa en las importaciones, como también podría esperarse).

Frente a lo mucho que se puede decir respecto a la depreciación, y ante la escasez de espacio y tiempo para tratar todos los temas relacionados con el fenómeno, centraré la atención, en este y en los próximos cuatro Pesos y Contrapesos, en los temas que considero los más importantes, comenzando por la distinción entre depreciación y crisis cambiaria, apuntando, de entrada, que en México hemos tenido lo primero pero no lo segundo. De los males el menor.

Continuará.

• Problemas económicos de México • Tipo de cambio

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus