Pesos y contrapesos
Oct 3, 2016
Arturo Damm

La economía en el proyecto de Constitución (I)

Disparates tras disparates, tanto desde el punto de vista de la ética (justicia), como de la eficacia (economía).

El Proyecto de Constitución Política de la Ciudad de México, PCPCM, que Mancera presentó a la Asamblea Constituyente, AC, está compuesto de un Título Preliminar, dedicado a los Principios Generales, y siete títulos subsiguientes, cada uno dedicado a estos variados temas: 1) Carta de Derechos; 2) Desarrollo Sostenible de la Ciudad; 3) De la Ciudadanía y el Ejercicio Democrático; 4) De la Distribución del Poder; 5) De la Buena Administración; 6) De la Relación con los Poderes Federales; 7) De la Estabilidad Constitucional, todo ello repartido en 76 artículos, más los transitorios.

Si bien muchos de los temas tratados tienen que ver con el tema económico, solamente en dos ocasiones se menciona el mismo, de manera explícita, en el índice. La primera vez en el inciso B, cuyo nombre es Derechos económicos, del artículo 15, cuyo título es Ciudad productiva y, la segunda ocasión, en el artículo 22, cuyo nombre es Bienestar social y economía distributiva, ambas veces con contenidos por demás preocupantes.

En el artículo 15, destinado a la presentación de los derechos económicos, que solamente son dos, se apunta lo siguiente: 1) Toda persona tiene el derecho individual y colectivo a participar, contribuir y disfrutar de una economía que tenga por objeto el bienestar, la redistribución de la riqueza y la sostenibilidad social y ambiental. 2) Toda persona tiene derecho a una economía social y solidaria que tenga como finalidad reducir la pobreza, generar empleo digno, promover la inclusión, la equidad y la justicia social.

Mucho, y crítico, es lo que debe decirse al respecto, pero, por falta de espacio, centro la atención en lo que considero más grave, relacionado con estas tres ideas: 1) la economía basada en la redistribución de la riqueza; 2) el derecho a una economía social y solidaria; 3) la justicia social como finalidad de esa economía, que por algo se califica de social y solidaria. ¿Qué tenemos? Disparates tras disparates, tanto desde el punto de vista de la ética (justicia), como de la eficacia (economía).

Continuará.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El gobierno es un mal necesario

Thomas Paine
Entrar
Encuesta de la semana
¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
Artículos recientes...
Isaac Katz
• El discurso
Arturo Damm
• AMLO, deudófobo
Asuntos Capitales
• Inversión Fija Bruta
Víctor Hugo Becerra
• López Obrador: La gran estafa
Arturo Damm
• Consumo solidario
Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos