MARTES, 4 DE OCTUBRE DE 2016
La economía en el proyecto de Constitución (II)

El PIB en todo 2019 se contrajo -0.1%. Dado que la política económica de este gobierno no cambiará, ¿cuál es su pronóstico para 2020?
<0%
Entre 0% y 1%
>1%



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Venenosa propaganda en Chile

Arturo Damm
• IED, de mal en peor

Luis Pazos
• Escasez de medicinas en hospitales públicos

Arturo Damm
• El PIB: monto y composición

Ricardo Valenzuela
• El nuevo bufón de América Latina

Arturo Damm
• PIB, cifra definitiva

Isaac Katz
• Viejos pobres (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Qué es la economía social y solidaria?, ¿qué es la sostenibilidad social?, el objetivo de la actividad económica, ¿puede ser la redistribución de la riqueza?”


En el artículo 15, del Proyecto de Constitución Política para la Ciudad de México, PCPCM, se apunta que “toda persona tiene el derecho individual y colectivo a participar, contribuir y disfrutar de una economía que tenga por objeto el bienestar, la redistribución de la riqueza y la sostenibilidad social y ambiental”, y que “toda persona tiene derecho a una economía social y solidaria que tenga como finalidad reducir la pobreza, generar empleo digno, promover la inclusión, la equidad y la justicia social”, todo lo cual suena bien desde la perspectiva socialista/colectivista/paternalista, pero que contiene, desde el punto de vista de la economía, errores graves, y plantea preguntas que urgen respuestas.

Error grave: apuntar que el objeto de la economía es la redistribución de la riqueza, siendo que el objeto propio de la economía, entendiendo por economía la actividad económica de las personas, es la producción de riqueza (bienes y servicios para que los consumidores satisfagan sus necesidades) y, efecto de ello, la generación del ingreso (consecuencia de haber participado en la producción de dichos bienes y servicios), ingreso (desde el salario del obrero hasta el sueldo del ejecutivo) que depende de la relación oferta – demanda de trabajo en cada mercado laboral.

La redistribución de la riqueza, que consiste en quitarle a A lo que, por ser parte del producto de su trabajo, es de A, para darle a B lo que, por no ser parte del producto de su trabajo, no es de B, es obra, no de la economía, sino de las políticas sociales del gobierno, con las cuales se busca hacer realidad la justicia social, momento de tener presente que, si hay un sustantivo que pierde sustancia al adjetivarse, sobre todo si ese adjetivo es social, ese es el sustantivo justicia.

Preguntas: ¿qué es la economía social y solidaria?, ¿qué es la sostenibilidad social?, el objetivo de la actividad económica, ¿puede ser la redistribución de la riqueza?, y si puede serlo, ¿debe serlo? En fin, disparate tras disparate en el PCPCM.

Continuará.

• Cultura económica • Demagogia • Distrito Federal / CDMX • Derecho y economía

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus