MARTES, 8 DE AGOSTO DE 2017
El dinero del gobierno, ¡es del gobierno!

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“La barrera infranqueable del ejercicio de los derechos de cada cual deben ser los derechos de los demás, que nos imponen el deber de respetarlos, deber que debemos asumir libremente. El que no todos estén dispuestos a asumirlo es la razón de ser del Estado.”
Félix de Jesús


Más artículos...
Isaac Katz
• Protección de los derechos de propiedad

Arturo Damm
• Causa objetiva, razón subjetiva

Víctor Hugo Becerra
• Lula sigue siendo un ladrón

Arturo Damm
• Menor bienestar

Victor H. Becerra y Miguel A. Cervantes
• México aún necesita más, mucho más libre comercio

Manuel Suárez Mier
• La notoria Greta

Arturo Damm
• Desconfianzas


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Nosotros, los ciudadanos, podemos usar, disfrutar y disponer de ese dinero según nos convenga?”


Se dice que los recursos con los cuales financia el gobierno sus tareas no son suyos sino de los ciudadanos, razón por la cual debe usarlos con honestidad (sin robarse ni un centavo) y eficacia (logrando los objetivos propuestos).

La verdad es que el dinero que el gobierno utiliza para financiarse no es propiedad de los ciudadanos sino del gobierno. Ese dinero fue extraído coactivamente, por el cobro de impuestos, del bolsillo de los contribuyentes, y es propiedad del gobierno, no de los ciudadanos. A esta prueba me remito.

El derecho a la propiedad es el derecho a la libertad para usar, disfrutar y disponer de lo que es de uno, con una sola condición: que al hacerlo no se violen derechos de terceros. Con relación al dinero recaudado por el gobierno, los ciudadanos, ¿tenemos ese derecho? Nosotros, ¿podemos usar, disfrutar o disponer de ese dinero? Una posible respuesta es que, al menos indirectamente, a través de “nuestros representantes”, los diputados, los ciudadanos sí podemos tener injerencia en el Presupuesto de Egresos de la Federación que, propuesto por el Ejecutivo Federal, debe ser aprobado por la Cámara de Diputados. El que el Presupuesto de Egresos de la Federación deba ser aprobado por los diputados, “nuestros representantes”, ¿implica que nosotros, los ciudadanos, podemos usar, disfrutar y disponer de ese dinero según nos convenga? ¿Implica que realmente tenemos el derecho de propiedad sobre el mismo? No, claro que no.

El que el dinero en manos del gobierno ya no sea propiedad de los ciudadanos, ¿lo excusa de la responsabilidad de usarlo honesta y eficazmente? No, claro que no, sobre todo por el origen de esos recursos, el cobro de impuestos: la obligación del contribuyente de entregarle al recaudador parte del producto de su trabajo. El artículo 134 constitucional es muy claro al respecto: los recursos del gobierno “se administrarán con eficiencia, eficacia y honradez para satisfacer los objetivos a los que estén destinados”. Del 1 al 10, ¿qué calificación obtiene el gobierno en la materia?

• Cultura económica

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus